Imagen de las lanchas implicadas en el accidente de algeciras.
Imagen de las lanchas implicadas en el accidente de algeciras. / E. P.
Publicidad

El accidente de la playa de Getares, en Algeciras (Cádiz), en la que falleció un niño arrollado por una lancha, de las conocidas como “gomas”, alertó, aún más, a los agentes policiales ante la tensión generada entre dos clanes involucrados en este incidente. Por ello, se ha predispuesto un mayor control policial tanto en la localidad algecireña como en la comarca del Campo de Gibraltar.

El comisario de Algeciras, Luis Esteban, reconoció que “se ha hecho una labor de mediación y espero que reine el sentido común de los ciudadanos”. En ese sentido, recordó que la muerte del pequeño Manuel fue “una imprudencia”, si bien la lancha fue requisada hace una semanas por abastecer, con gasolinas, a las que trafican con hachís.

Asimismo, se confirmó que hay dos clanes muy conocidos en la zona relacionados con el suceso y de los dos ocupantes de la neumática uno ya quedó en libertad y el otro pasará este jueves a disposición judicial.

Fuentes policiales confirmaron que “se están efectuando controles y hay presencia policial en zonas determinadas para evitar que la tensión vaya a más”, en ese ámbito las citadas fuentes también admiten que uno de los abogados defensores “también está colaborando mucho en la labor de calmar los ánimos”.

Por otra parte, a lo largo de la jornada de ayer, pasarán a disposición judicial siete de los detenidos, muchos de ellos con antecedentes por delitos de narcotráfico, que presuntamente participaron en la agresión a nueve agentes de la Guardia Civil, el pasado domingo en Algeciras. Además hay otros cinco que ya están identificados y que podrían ser detenidos en las próximas horas.

Piloto temerario

El comisario de la Policía Nacional en Algeciras, Luis Esteban, afirmó ayer que la muerte de un niño de nueve años arrollado por una lancha en aguas de Cádiz “no tiene nada que ver con las actividades de narcotráfico” de la zona, sino que fue “un pilotaje temerario” de la embarcación el que derivó en el “accidente”.

“De las pesquisas practicadas se desprende que fue un desgraciado accidente que tuvo un fatal desenlace. No tiene nada que ver este accidente con las actividades de narcotráfico que estaban ocurriendo en esta zona”, aseguró en una entrevista.

Según explicó, la lancha “estaba en una zona donde no deben estar embarcaciones de esas características”, pues se encontraba a menos de 200 metros de la playa y a esa distancia, debe navegar a menos de tres nudos náuticos de velocidad.

“No cumplía ninguno de los dos requisitos y además, estaba haciendo maniobras temerarias y peligrosas durante los minutos previos. Perdió el control de los mandos y embistió desgraciadamente a la otra embarcación”, apuntó.

En línea con lo que afirmó el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, Esteban aseguró que “ninguna de las dos embarcaciones son ‘narcolanchas’ ni tienen las características técnicas de estas o son fabricadas ‘ad hoc’” para esas tareas en astilleros clandestinos.

“Son embarcaciones de recreo que se adquieren de manera convencional en cualquier náutica. Por tanto, no son narcolancahas ninguna de las dos embarcaciones implicadas en el suceso, que tiene como origen un pilotaje temerario de una de las dos embarcaciones”, dijo el comisario.

FuenteEuropa Press
Compartir