El recibo de la luz ha subido casi un 86% en los últimos 15 años

La factura mensual media representa en la actualidad un total de 80,73 euros, frente a los 43,47 euros que suponía durante el año 2003, un encarecimiento de más de 37 euros

41
33 01
La parte fija de la factura se ha incrementado en estos últimos quince años más de un 150%. / Europa press
Publicidad

El recibo de la luz de un usuario medio en España ha subido un 85,7% en solo 15 años, encareciéndose más de 37 euros, según datos aportados por Facua-Consumidores en Acción.

En concreto, con las tarifas vigentes a agosto de este año, la factura mensual representa 80,73 euros, frente a los 43,47 euros que suponía en 2003.

Facua señala que un análisis realizado por esta organización sobre decenas de miles de facturas de viviendas ocupadas indica que en España el usuario medio consume 366 kilovatios hora (kWh) mensuales y tiene una potencia contratada de 4,4 kW.

Así, tomando como referencia las tarifas semirreguladas vigentes en los meses de agosto, la factura ha pasado de los 43,47 euros de 2003 a 55,31 euros en 2008, 74,81 euros en 2013 y 80,73 euros en 2018.

Además, el análisis de la asociación destaca que la parte fija de la factura se ha incrementado en estos últimos quince años más de un 150%, pasando el precio de cada kW de potencia contratada de los 1,73 euros/kW/mes de precio final en 2003 a 4,36 euros en agosto de 2018.

En cuanto a la parte variable del recibo energético, el precio del kWh de energía consumida se ha encarecido en un total de 71,5% desde agosto de 2003, pasando de los 9,80 céntimos de precio final en agosto de 2003 a los 16,81 céntimos registrados en agosto de 2018.

Facua ha trasladado al Gobierno un documento con sus reivindicaciones para reducir la factura eléctrica en las que reclama que baje el IVA de la electricidad al 4%, ya que ahorraría al usuario medio casi 130 euros al año.

Asimismo, propone la creación de una tarifa regulada para todas las familias que no superen los 10 kW de potencia contratada y determinados límites de consumo.

FuenteEuropa Press
Compartir