Rajoy responderá a la carta de Mas sobre la consulta independentista

El portavoz de la ‘Generalitat’, Francesc Homs, revela una conversación telefónica entre el jefe del Ejecutivo central y el ‘president’ que se produjo tras el último órdago del ‘president’

0

Tregua de verano. Ayer se supo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat catalana, Artur Mas, conversaron telefónicamente después de la carta que a finales de julio le envió el mandatario regional, y donde emplazaba al Estado a hacer posible la celebración de una consulta de autodeterminación.

Así lo aseguró en TV3 el consejero de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, que aseguró que el gallego comunicó al barcelonés que le enviará una respuesta tras el verano, si bien no precisó si sería antes o después de la Diada, que se presume multitudinaria, y a la que no se sumará el president, si bien recibirá a sus organizadores -algo que ellos mismos interpretaron como un apoyo tácito a la misma-, que ayer pusieron en marcha la maquinaria propagandística, como la venta de camisetas y un kit independentista -con butifarra, bandera, gorra…-, y que cuentan con una espectacular cobertura en la televisión pública regional, que lleva días promocionando la iniciativa de formar una cadena humana que recorriera de norte a sur la autonomía.

Según Homs, en su respuesta, Rajoy debería tener presente que no se dirige únicamente a Mas, sino a los «anhelos de país» que tiene una mayoría de los ciudadanos de Cataluña: poder celebrar una consulta, algo que, con voluntad política, podría hacerse, ya que, según su equipo, «no hay ninguna ley que pueda impedirlo».

Además, recalcó que durante este año ha quedado claro que el derecho a decidir no fue un «calentón» de unos cuantos miles de catalanes durante el verano pasado, expresando su confianza de que en la respuesta del coruñés se incluya alguna disponibilidad al diálogo, algo que no entienden en ERC, que presionaron para que se fije ya una fecha y una pregunta.

El portavoz, que confesó que su familia participará en la iniciativa del próximo día 11, concretó también que la conversación entre Rajoy y Mas duró pocos minutos y «no aprovecharon» para tratar a fondo el debate soberanista.

Al igual que su rival, Génova optó por mandar a sus segundos espadas para dar la réplica. Así, el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, pidió al president que «no apoye ninguna cadena», para luego aconsejarle incluso que la «rompa» y que «se dedique a trabajar por la recuperación económica». Mientras, el portavoz adjunto popular en el Parlament, Santi Rodríguez, calificó a Artur Mas como un jefe del Ejecutivo «sumiso a los dictados de los independentistas».