Rajoy recalca que no es una prioridad cambiar la Constitución

El presidente critica que Sánchez diga ahora que “ya no le vale” el artículo 135 y dice que eso está dando una imagen “patética” de nuestro país en el exterior.

0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recalcó en el día de ayer que no es una “prioridad” reformar la Constitución en este momento sino continuar con el proceso de reformas económicas para salir de la crisis y aprobar las medidas para mejorar la lucha contra la corrupción. Por eso, pidió seriedad al PSOE porque en “estas cosas no se puede frivolizar”.

“La Constitución se puede reformar pero es muy importante que tengamos muy claro qué es lo que se quiere reformar y seamos serios”, declaró Rajoy a su llegada al trigésimosexto aniversario de la Carta Magna que se celebra en el Congreso, un acto al que el presidente acudió acompañado por varios de sus ministros.

De hecho, dijo que no se cierra a estudiar cambios muy concretos y puso como ejemplo el de artículo 135 de la Carta Magna que en verano de 2011 pactó con el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero para fijar la estabilidad presupuestaria. “Si hay algún tema muy concreto, como el que he hecho referencia (artículo 135) y si el PSOE cumple luego su palabra, yo no estaría en desacuerdo”, aseguró.

Rajoy se mostró muy crítico con la decisión del PSOE de cambiar el artículo 135, ya que, a su juicio, “no es de recibo” que “una de las partes que colaboró en esa reforma y tomó la iniciativa”, ahora diga que “ya no le vale”. “Así es muy difícil fijar reglas de juego. Cuando se da la palabra, se cumple”, proclamó.

Después, en una charla informal con los periodistas en el Congreso, Rajoy no ocultó su malestar por la actitud del PSOE con ese precepto. De hecho, llegó a decir que eso de querer cambiarlo ahora es “una broma” e incluso subrayó que eso está dando una imagen “patética” de España en el exterior.

En esa misma conversación informal, el presidente afeó una vez más al secretario general del PSOE que no haya detallado su propuesta de reforma de la Carta Magna y señaló que tampoco le ha trasladado nada concreto sobre este extremo en las conversaciones privadas que han mantenido estos meses. A su juicio, el que quiere cambiarla es el que tiene que proponer.

Tras asegurar que siempre que llega el ‘cumpleaños’ de la Carta Magna se abre el debate sobre su reforma, Rajoy reiteró que puede cambiarse el texto fundamental pero subrayó en que hay que saber qué se quiere hacer y “cumplir con los acuerdos a los que se llegue”.

Rajoy insistió en que en España hay “otras prioridades en este momento”, como continuar con las reformas económicas, entre ellas la reforma fiscal; impulsar la batería de medidas para luchar contra la corrupción; y seguir con la integración europea.

En cuanto al tema catalán, se le preguntó al presidente por una encuesta en la que se sostiene que el 65 por ciento de los catalanes está a favor de la reforma constituciona, recordó una vez más que él como presidente del Gobierno defenderá la unidad de España y la soberanía nacional. Es más, dijo que tampoco hará “nada” que vaya contra la igualdad de los españoles ni contra los derechos fundamentales de los ciudadanos.