Rajoy acusa al Gobierno de hacer una «subasta» con la financiación

De la Vega destaca la «absoluta transparencia» en el proceso e incide en que todas las comunidades sabrán lo que reciben ellas mismas y lo que se otorgará a las demás.

0

El PP vuelve a lanzar su artillería contra el Ejecutivo. Mariano Rajoy pidió ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que deje de «improvisar» y fije un único criterio para el reparto de los fondos de la financiación autonómica. Además, criticó el modelo propuesto por el PSOE por ser «una subasta» en la que «se llama por teléfono a la gente, no se pacta ni se acuerda nada, y nadie sabe nada».

Para el líder de la oposición, lo que hay que hacer primero es fijar un método para distribuir ese dinero y, en segundo lugar, pactarlo con todas las regiones para, finalmente, conocer el resultado del reparto. «Eso se puede discutir, y luego hay que corregir según las necesidades de cada una de las comunidades, que prestan servicios públicos muy importantes: la educación, la sanidad, o la dependencia», sentenció.

«No hay que ser muy listo para saber que esto es así», señaló el conservador, al tiempo que añadió que el Ejecutivo «está haciendo todo lo contrario al sentido común, que se ha convertido en el mayor adversario del Gobierno». Señaló que ha hablado con presidentes autonómicos del PP y «no saben cuál es el modelo, ni cuánto dinero le toca a su región». «No se pueden hacer las cosas por debajo de la mesa y a ver si te callo dándote 50 millones de euros más», rechazó y precisó que esto es «hacer una chapuza» que generará problemas.

Lo que tiene que explicar el Gobierno es, a su juicio, cuánto dinero se puede permitir en este momento España para el sistema de financiación, con arreglo a qué criterios se va a repartir y cuánto le corresponderá a cada comunidad y al conjunto de España, declaró Rajoy, al tiempo que dijo que el Gabinete «no explica nada, pacta con uno, engaña a otro y está generando un problema del que tengo serias dudas de que podamos salir bien».

El máximo dirigente popular señaló que es necesario que se garantice la igualdad de los españoles para recibir las prestaciones «y que esto no traiga como consecuencia una nueva subida de los impuestos, que ahogaría todavía más la economía nacional».

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reiteró que el Ejecutivo cerrará el acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica la próxima semana. «Estamos muy cerca», subrayó la dirigente, que volvió a insistir una vez más en que el pacto contentará a todas las CCAA porque se basará en un modelo «más justo y equilibrado».

La socialista recordó que lo más importante es que detrás de las cifras están la educación, la sanidad o los servicios sociales de las regiones, que son las cosas que realmente importan a los ciudadanos. Asimismo, aclaró que el sistema se basará en un criterio de «absoluta transparencia» en el que todas las comunidades sabrán lo que reciben ellas mismas y las demás.