El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen durante la Convención de Distritos del PP de Sevilla
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una imagen durante la Convención de Distritos del PP de Sevilla / E. P.
Publicidad

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, consideró “ilegal y contra el sentido común y la lógica” que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, viviendo en Bruselas, vuelva a ser investido en el cargo, algo que “no tiene precedentes”, pero que si ocurre, según ha destacado Rajoy, “el artículo 155 va a seguir vigente porque así lo ha dicho el Senado”.

Así se pronunció Rajoy durante su participación en la Convención de Distritos del PP de Sevilla, a la que también han asistido el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, el vicesecretario de Política Regional y Local, Javier Arenas, y el presidente del PP-A, Juanma Moreno, entre otros dirigentes.

El líder del Ejecutivo central, que consideró necesario que “todo el mundo actúe con responsabilidad”, dijo que no puede ser que “una sola persona, que está fuera de la realidad, condicione el futuro de todos”. “No es admisible que una persona que vive fuera de España pueda presidir la Generalitat, que sea investido sin acudir al Parlament y que se salte el control al que tiene que ser sometido en el Parlament. Es de puro sentido común”, insistió.

Rajoy aseguró que España vivió en Cataluña “la crisis más grave de su historia reciente”, teniendo que cesar a un gobierno “porque se había instalado en la más pertinaz ilegalidad” y teniendo que convocar elecciones.

Dijo que había quedado demostrado que España es una nación que tiene “instrumentos para defenderse y que cuando se la ataca, se defiende”. “La ley se cumple y todos estamos sometidos al imperio de la ley”, señaló el jefe del Ejecutivo central, quien reivindicó haber logrado “un gran consenso” en defensa de la ley, la Constitución y la soberanía de todos los españoles.

Tras defender que las cosas están hoy mejor que hace unos meses, pero “no bien”, el presidente del Gobierno indicó que su Ejecutivo actuó en todo momento en función del interés de España y no del partido, lo que tuvo “un coste electoral”.

“Hemos acordado esas decisiones con los partidos constitucionalistas y hemos sido leales porque queríamos que la voz de las personas que no se sienten independentistas, que son la mayoría, estuvieran representadas”, afirmó Rajoy, quien criticó que Cs se niegue a que el PP tenga grupo parlamentario propio en el Parlament.

“Tendrán que dar explicaciones a nuestros votantes y a los suyos”, advirtió Rajoy. A su juicio, el futuro en Cataluña pasa por formar gobierno con “rapidez” porque las situaciones de excepcionalidad “no son buenas”, pero un gobierno que “actúe dentro de ley, que contribuya a la recuperación económica y que trabaje para que las empresas que se fueron vuelvan”.

Críticas al PSOE

Por otro lado, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, criticó este sábado que el PSOE “utilice políticamente” la financiación autonómica y que, sin embargo, “no dé un solo paso para construir algo positivo”, lo que consideró “injusto y un engaño a la gente”. “Si quieren un nuevo modelo de financiación, aquí estoy, pero necesito sus votos”, advirtió el dirigente ‘popular’.

Así se pronunció Rajoy durante su participación en la Convención de Distritos del PP de Sevilla, a la que también asistió el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, el vicesecretario de Política Regional y Local, Javier Arenas, y el presidente del PP-A, Juanma Moreno, entre otros dirigentes.

Mariano Rajoy, que censuró que el Gobierno de Zapatero aprobara el actual modelo de financiación con el voto en contra del PP, dijo que él quiere ahora el acuerdo con los socialistas “porque es bueno para España, por sentido común y porque el PSOE gobierna en muchas comunidades autónomas”.

“Estoy dispuesto a sentarme con el PSOE, pero no con una parte, tengo que pactar con todo el PSOE porque es mi obligación”, señaló el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, quien se mostró “absolutamente dispuesto” a consensuar un nuevo modelo de financiación autonómica y consideró “profundamente injusto” que se utilice este tema políticamente.

FuenteEuropa Press
Compartir