El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan antes de la reunión.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se saludan antes de la reunión. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pactaron “reforzar” su acuerdo político para defender el orden constitucional y ofrecer una respuesta “pactada y proporcional” contra cualquier “intento” de poner en marcha estructuras políticas distintas a las recogidas en la Constitución y el Estatut, según informaron el Palacio de la Moncloa y el PSOE en un comunicado.

El jefe del Ejecutivo y el líder socialista manifestaron ayer una reunión de 50 minutos en la que acordaron actuar conjuntamente ante al discurso político “frentista y el carácter xenófobo” del recién elegido presidente de la Generalitat, Quim Torra. “Ambos han coincidido en rechazar cualquier intento de poner en marcha estructuras políticas distintas a las únicas válidas, que son aquellas contempladas en la Constitución y el Estatuto de autonomía de Cataluña”, aseguró el comunicado.

Además, acordaron que esta vigilancia en el cumplimiento de la legalidad se haga extensiva al presupuesto de la Generalitat de Cataluña para garantizar que no se dedican fondos públicos al proyecto secesionista.

Situación

Rajoy decidió convocar a Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa para analizar la situación de Cataluña tras “la situación creada” con la investidura de Torra. Y este jueves recibirá también al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

En su encuentro, el jefe del Ejecutivo y el líder del PSOE coincidieron en rechazar el “discurso político frentista y el carácter xenófobo” de Torra y acordaron ofrecer una respuesta “pactada y proporcional” en la defensa de la legalidad constitucional y estatutaria “frente a cualquier eventual desafío.

Esta respuesta estará especialmente vigilante, según informaron, ante cualquier intento de “poner en marcha estructuras políticas distintas a las únicas válidas”. En su discurso de investidura, Torra ya anunció que su prioridad será la construcción de la república catalana y el desarrollo de un proceso constituyente que culmine con la elaboración de una constitución catalana.

La Moncloa y el PSOE aseguraron además que este acuerdo está abierto a todas las formaciones que apoyaron la aplicación del artículo 155 de la Constitución “que permitió la reparación de la legalidad quebrantada por el anterior gobierno de la Generalitat”.

Y también puede sumarse cualquier otro partido “que desee mostrar su compromiso” con las instituciones y el cumplimiento del ordenamiento jurídico.

Tras la reunión, Rajoy y Sánchez acordaron trasladar a la sociedad un mensaje de “serenidad y de firmeza” en la defensa “de la concordia civil, la legalidad vigente, la Constitución Española, la soberanía nacional y la unidad de España”.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió, además, ayer a Carles Puigdemont y a Quim Torra de que en Cataluña “solo puede haber un presidente, una sola legalidad y unas únicas instituciones válidas, que son las que establecen la Constitución y el Estatuto de autonomía”, enfatizó.