Publicidad

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, aseguró ayer que espera que en Cataluña se forme “pronto” un Gobierno que acepte el orden constitucional y permita que se “normalice” la situación política. De hecho, el jefe del Ejecutivo admitió que si eso sucede el crecimiento en España podría ser “muy superior” a las previsiones económicas actuales.

Así se pronunció Mariano Rajoy en la inauguración de la jornada económica Spain Investors Day, —a la que acudió acompañado por el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, y en la que participará también el titular de Economía, Luis de Guindos—. En ella, el jefe del Ejecutivo presentó a España como una economía competitiva y uno de los países más atractivos del mundo para la inversión. “Estamos en condiciones de seguir creciendo a la cabeza de Europa”, apostilló.

Tras asegurar que la “incertidumbre política” supone un “reto” para España y sus instituciones, Rajoy insistió una vez más que en este momento la “única sombra” que se cierne sobre la economía española viene de Cataluña, algo que, según recordó, llevó al Gobierno a “rebajar las previsiones de crecimiento para 2018 hasta el 2,3% del PIB”.

“Tras las elecciones catalanas del 21 de diciembre, esperamos que se pueda formar pronto un Gobierno que acate el orden constitucional y Estado de Derecho y la situación política se normalice”, declaró Rajoy, quien el pasado mes de diciembre convocó para el 17 de enero la sesión constitutiva del Parlamento catalán. Ya entonces manifestó que “lo normal” es que en un plazo máximo de 10 días se celebre la sesión de investidura si hay candidato.

En este sentido, el presidente del Gobierno admitió que si se forma un Gobierno en Cataluña que respete la legalidad y la situación se reconduce, el crecimiento podría ser “muy superior” a las previsiones actuales, “probablemente similar a la cifra de los últimos años”, en las que ha situado en torno al 3% .”Serán Cataluña y los catalanes los más beneficiados de ello”, apuntó.

Populismo

Ante decenas de empresarios e inversores españoles y extranjeros, Rajoy destacó que todos los logros y previsiones parten del cumplimiento de principios que son requisitos previos para el buen desarrollado de la convivencia, la política y la economía, como son la “seguridad jurídica, el imperio de la ley y el respeto al Estado de Derecho”.

Según añadió durante su discurso, en los últimos tiempos en Cataluña se ha producido la “puesta en duda” de esos principios básicos por parte del “secesionismo”, al que no dudó en definir como “una forma más de populismo de las muchas que están apareciendo en Europa”. Por eso, dijo que hay que “combatirlos desde la legalidad y desde la razón”.

En este punto, el presidente del Gobierno sacó pecho de la aplicación del artículo 155 de la Constitución al subrayar que su Gobierno ha sabido dar “una respuesta legal, democrática y políticamente intachable” ante el “ataque sin parangón al orden constitucional” como fue la declaración de independencia de una parte del territorio español.

Finalmente, Rajoy aprovechó para destacar también que los agentes económicos y sociales han sabido reaccionar con “inteligencia, prudencia y buen hacer” a los malos momentos por los que atraviesan porque los españoles saben que “sin seguridad jurídica y sin respeto a la ley no cabe prosperidad económica alguna”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir