El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a un vendedor de lotería en la Plaza del Pilar de Zaragoza.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a un vendedor de lotería en la Plaza del Pilar de Zaragoza. / EFE
Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que el nuevo modelo de financiación autonómica “tendrá en cuenta” la despoblación y la dispersión poblacional.

En su intervención en la Convención Nacional del PP sobre Familia y Conciliación, Mariano Rajoy aseguró que “los ciudadanos necesitan que nos esforcemos para llegar a un acuerdo” porque el PP solo no puede, haciendo un llamamiento al PSOE para que “pase del discurso a sentarse, hablar y buscar un entendimiento”.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo anunció que el nuevo modelo de financiación autonómica “tendrá en cuenta” la despoblación y la dispersión poblacional.

Así, elogió el medio rural y ha dicho que “la despoblación se está convirtiendo en un problema capital en nuestro país”, por lo que “lo vamos a poner en la agenda nacional y el primero que propondrá soluciones es el PP” para promover un mundo rural “dinámico, moderno y con empleos de alto valor”.

Normalidad

En otro orden de cosas, el presidente del Gobierno dejó claro que “nosotros defendemos a toda España” frente a quien “defiende solo a una parte”, recordó que el Ejecutivo central aplicó el artículo 155 de la Constitución y confió en que, en Cataluña, “se presente ya un candidato que no esté involucrado en asuntos judiciales” para que “se vuelva a la normalidad, sea elegido y diga ‘yo pienso como quiero pero voy a respetar la ley y firmar la vigencia del Estado de Derecho’”.

“Tenemos una larga historia con nuestros aciertos y errores, pero al PP siempre le ha tocado gobernar en los momentos mas difíciles, complicados y hemos acreditado que tuvimos coraje, determinación y ganas para sacar los problemas adelante: otros hablan”, defendió.

De otra parte, el presidente del Gobierno afirmó que los populares deben sentirse “orgullosos de haber salvado el Estado del Bienestar”, defendió las políticas económicas para salir de la crisis y emplazó a firmar un acuerdo sobre conciliación y racionalización de horarios.

“Somos el partido de todos los españoles, el primer partido de España y el que mejor representa a los ciudadanos, el que más responsabilidades tiene y actúa con mayor responsabilidad, lo cual es muy importante”, continuó Rajoy.

Los populares “gobernamos en más sitios y lo hacemos mejor, trabajamos para todos y no hacemos distingos porque creemos en las personas, en su autonomía y libertad”, aseguró. En este sentido, defendió a la familia como la institución más antigua y “la más actual, flexible y sólida, la que más capacidad tienen de adaptarse a los cambios”. “No entiendo que algunos hagan bandera de ir contra las familias, quizá creen que tienen que hacerlo por motivos ideológicos”, consideró el presidente.

Mariano Rajoy contrapuso sus políticas económicas a las de los socialistas al afirmar que el PP llegó al Gobierno en 2011, “en medio de la mayor crisis económica, provocada por la irresponsabilidad y las malas políticas económicas de algunos, que ahora prometen el oro y el moro”, una crisis que ha perjudicado a muchas familias “a las que ahora les va un poco mejor que antes, y de eso sí somos responsables” porque “le hemos dado la vuelta a la situación gracias al esfuerzo de toda la sociedad”. Así, “hemos superado la peor crisis de nuestra historia reciente”, en la que se puso “en riesgo” el Estado del Bienestar.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir