El líder del PP, Mariano Rajoy durante la reunión del Comité Nacional.
El líder del PP, Mariano Rajoy durante la reunión del Comité Nacional. / efe
Publicidad

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció ayer que deja la presidencia del partido y que convocará un congreso extraordinario en breve para que elija a su sucesor. “Es lo mejor para el PP y para mi y creo que también para España y lo demás no importa nada”, ha enfatizado, cosechando una fuerte ovación de los suyos. Ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, Rajoy ha recalcado que durante 37 años ha servido al Partido Popular “en toda clase de cargos” y señaló, cuatro días después de perder el poder al prosperar la moción de censura presentada por el PSOE, que ha llegado el momento de poner “punto final a esta etapa”.

“El PP ha de seguir avanzando y construyendo su historia de servicio a los españoles bajo el liderazgo de otra persona”, afirmó, para añadir que las “dos razones” por las que lo hace es porque “es lo mejor” para él y para el partido. Por eso, propuso la “pronta” celebración de una Junta Directiva Nacional para convocar un congreso extraordinario que abra una nueva etapa” en el PP con una “nueva dirección” y “más ilusión que nunca”.

“Cumpliré mi mandato del presidente del PP hasta el día que elijáis a la persona que me vaya a sustituir. Y dada la situación en la que me encuentro lo haré con prudencia y con el grado de intervención que es debido”, aseguró, para señalar que no planteará “ningún cambio” en este momento en el partido ni en el grupo parlamentario porque le corresponde a su sucesor al frente del PP “si quiere”.

Rajoy no ha ocultado su emoción cuando anunciaba su marcha. “Llevo mucho tiempo en política y se apreciar en todo lo que vale vuestro respeto. Soy consciente de la enorme lealtad que he tenido por parte de todos vosotros hasta el último día, ha sido increíble”, exclamó, cosechando un largo aplauso de todo el Comité Ejecutivo, puesto en pie.

Así, destacó que ha tenido el “privilegio” de ser presidente del Partido Popular durante 14 años, que calificó como “los mejores” de su vida política. “Me llevo el orgullo de haber presidido el partido más importante por su tamaño, sus afiliados, sus electores, el número de sus cargos representativos y, sobre todo, por los beneficios aportados a España”, aseveró.

Circunstancias

En este sentido, agradeció el apoyo que ha recibido estos años “en toda clase de circunstancias”, tanto cuando festejaban los “éxitos” como en situaciones “adversas” que servían para “estrechaban su unidad para consolidar” la fuerza del partido. En especial ha dado las gracias a sus ministros, que “han sido magníficos” y “a la única vicepresidenta” que ha tenido, así como a todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional encabezada por la secretaria general del Partido Popular. “Gracias por todos estos años, pesa más la alegría de haberlos compartido que el inevitable sinsabor de abandonar la tarea en mitad de la cosecha”, dijo.

Finalmente, Rajoy indicó que seguirá en el partido porque no se imagina la vida fuera de la formación. “Esto es mi vida y quiero que siga siéndolo. No voy a dejar el carné que me ha acompañado siempre y allí donde me encuentre seguiré con vosotros en la senda que el partido transite y a la orden de elijáis”.