Mariano Rajoy y el presidente de Nuevas Generaciones, Diego Gago(d), hablan mientras caminan en una cinta de correr.
Mariano Rajoy y el presidente de Nuevas Generaciones, Diego Gago(d), hablan mientras caminan en una cinta de correr. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró ayer que el Partido Popular está “fuerte, en forma y preparado” para las próximas citas electorales. Además, recalcó que se van a “quedar con un palmo de narices como siempre” aquellos que creen que vencerán en 2019. Según añadió, y sin citar en ningún momento a Ciudadanos, será el PP el que “volverá a ganar”.

En un encuentro con los jóvenes de Nuevas Generaciones del PP, en el marco de la convención nacional que el partido celebra en Sevilla, Rajoy subrayó que el PP es una “gran fuerza política” y criticó que “algunos” no se la tomen en serio”. “Conviene tomarse en serio al Partido Popular”, aseveró, para recordar que la “mayoría de los españoles” le dieron su apoyo en los últimos comicios.

A su entender, los ciudadanos apuestan por el PP por su “poso, sus fundamentos y su historia”, ya que tiene “claras las cosas” y no cambia de criterio continuamente según “sople el viento”, en alusión velada de nuevo al partido de Albert Rivera. “El PP es un partido con historia, que ha aportado mucho a España y que queremos seguir aportando”, manifestó el jefe del Ejecutivo.

Orgulloso

Rajoy dijo que a aquellos que tienen como “único programa político criticar a su partido” habría que recordarles que “en los momentos difíciles está el PP”, que ha sabido “darle la vuelta a una situación de enorme complejidad” por la crisis económica y por el “desafío” independentista.

A menos de un año para las municipales y autonómicas, Rajoy pidió a los suyos defender las posiciones del partido, recordando que han hecho “cosas” estos años y que gobernar “no es tan fácil”. “Algunos creen que todo se arregla con un discurso o un tuit pero gobernar es estudiarse bien las cosas y tener el coraje de tomar decisiones aunque sean difíciles”, exclamó.

En cuanto a la situación crítica abierta en Cataluña, puso en valor haber aplicado el 155 de la Constitución en Cataluña, donde han actuado con “prudencia, determinación y con cuidado”. Y recalcó que la Generalitat está “funcionando bien” desde que asumió las riendas su Ejecutivo, cumpliendo con sus obligaciones.

En este punto, desveló que ha recibido cartas de diferentes personas dándole las gracias porque, tras la aplicación del artículo 155, habían logrado que la administración catalana les pagase lo que les debía.

“Eso no me había pasado a mi en la vida”, recalcó Rajoy. También la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría destacó en otra mesa de debate de la convención que al jefe del Ejecutivo “por primera vez le mandan cartas diciendo que se cobra en plazo”.

Rajoy afirmó también durante su intervención que están “ocupándose” de los “problemas” de los catalanes “mientras otros ponen un día sí y otro también candidatos que saben que no van a ser elegidos”.

En este punto, manifestó que está “orgulloso” de la actuación de su Gobierno en Cataluña con el apoyo de “muchos españoles” porque han actuado con “proporcionalidad, sin alharacas, con mucha sensatez y con sentido común”.