Puigdemont solo volvería para ser investido si tiene mayoría de votos aunque no gane

14
El cabeza de lista de JuntsxCat a las elecciones, Carles Puigdemont. / E. p.
El cabeza de lista de JuntsxCat a las elecciones, Carles Puigdemont. / E. p.
Publicidad

e.p. / barcelona
El cabeza de lista de JuntsxCat a las elecciones, Carles Puigdemont, volvería a Cataluña para ser investido de nuevo presidente de la Generalitat si tuviera la mayoría asegurada de 68 diputados en el Parlamento autonómico, aunque no ganara las elecciones.

Lo explicaron fuentes de la candidatura una vez Puigdemont no contempla regresar a Cataluña antes de que se celebren los comicios o el mismo día, a pesar de que no podrá votar desde Bélgica al no haber cumplido los trámites para solicitar el voto en el extranjero.

Fuentes próximas a Carles Puigdemont ya explicaron a principios del mes de diciembre que no contemplaba volver para participar en campaña y votar.
Así, el regreso no dependerá solo del resultado electoral de JuntsxCat (aunque la candidatura está convencida de que ganará), sino también de que tenga los votos suficientes para ser investido, y, en consecuencia, de posibles negociaciones y pactos tras el 21-D.

Por eso, el cabeza de lista reitera en los diferentes actos de campaña la importancia de una victoria de su candidatura, pero también de que gane todo el soberanismo, teniendo en cuenta que algunas encuestas vaticinan que podría no sumar los 68 diputados y perdería así la mayoría absoluta en el Parlament.

También hay que tener en cuenta el papel que juegue finalmente ERC si gana: para que Puigdemont volviera, ERC debería renunciar a que el presidenciable fuera Oriol Junqueras (en prisión) o Marta Rovira (número 2) en favor de Puigdemont como reivindica JuntsxCat (aunque este mismo sábado el republicano Joan Tardà reiteró que su apuesta es que Junqueras presida si gana).

CatECP también puede ser clave en este escenario, pese a que su candidato a las elecciones, Xavier Domènech, ya ha descartado la posibilidad de hacer presidente a Puigdemont.