PSOE y PP no logran acuerdo sobre la Mesa del Parlamento

Ciudadanos asegura que no dará un “cheque en blanco” al Díaz

0

PSOE-A y PP-A no lograron, en su primera negociación bilateral, un acuerdo sobre la composición de la Mesa del Parlamento, que será constituida el próximo día 16, y en la que los socialistas consideran que les corresponden tres de los siete miembros, mientras que los populares reclaman dos representantes y no tendrían ningún inconveniente en que se ampliara su composición.

El Reglamento de la Cámara establece que todos los grupos parlamentarios deberán estar representados en la Mesa, de manera que si el PSOE-A tuviera tres de los siete miembros, como reclama en proporcionalidad con los escaños obtenidos, los otros cuatros partidos tendrían uno cada uno.

Por el PSOE-A, se reunieron en el Parlamento el secretario de Organización del partido, Juan Cornejo, y el portavoz parlamentario, Mario Jiménez, mientras que por el PP-A, lo han hecho la secretaria general, Dolores López, y el portavoz parlamentario, Carlos Rojas.

El encuentro duró casi una hora y se centró básicamente en la futura constitución del nuevo Parlamento y sus órganos de gobierno.

Mientras el PSOE-A no es partidario de una ampliación de la Mesa de la Cámara, la secretaria general del PP-A no descartó esta opción para garantizar una representación proporcional de las distintas fuerzas en la misma. El PSOE-A expresó su disposición a seguir dialogando con el PP-A en los próximos días.

En declaraciones a los periodistas al término de la reunión, Mario Jiménez consideró que ambos partidos tienen “una responsabilidad institucional muy importante” a la que tienen que dar salida y respuesta, como han hecho desde el comienzo de la autonomía.

Por su parte, en el marco de los posibles pactos, el candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por Ciudadanos, Juan Marín, manifestó que Ciudadanos y PSOE-A buscan una fecha para reunirse en el marco de las negociaciones sobre la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta y de la constitución del Parlamento, sin haberse negado “en ningún momento” a mantener un encuentro con los socialistas, pero sí “a dar ningún cheque en blanco como pide el PSOE”.