El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. / EFE
Publicidad

El PSOE ganaría las elecciones generales, de celebrarse ahora, con un 26,6 por ciento de votos, situándose 2,2 puntos por encima del PP, que se quedaría con el 24,4 por ciento de los sufragios, según el sondeo ‘Pulso político y social’ elaborado por Metroscopia para ‘Diario de Sevilla’, del Grupo Joly, a partir de dos encuestas consecutivas realizadas entre los pasados días 16 y 25 de julio.

Según este estudio, difundido ayer, por detrás de PSOE y PP se situarían, en tercer lugar, Ciudadanos (Cs), al que se le atribuye un 20,1 por ciento de intención de voto, y Unidos Podemos, que con un 16,1 por ciento de los sufragios sería la cuarta fuerza más votada.

En la primera oleada de esta encuesta se completaron 2.200 entrevistas telefónicas, y en la segunda, otras 1.300. Los resultados se estiman en el supuesto de una participación del 64 por ciento.

De esta manera, y según este sondeo, el PSOE lograría 3,9 puntos más de intención de voto respecto a las elecciones generales de 2016 —cuando se quedó con el 22,7 por ciento de los sufragios—, mientras que el PP perdería 8,6 puntos en relación a dichos comicios, cuando obtuvo el 33 por ciento de votos.

Valoraciones

Por su parte, Cs mejoraría en siete puntos su resultado de hace dos años —pasando del 13,1 al 20,1 por ciento de votos—, mientras que Unidos Podemos obtendría cinco puntos menos que en 2016, cuando logró un 21,1 por ciento de los sufragios.

El estudio incluye también datos sobre la valoración de los principales líderes políticos. Así, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Cs, Albert Rivera, se sitúan como los mejor valorados al recibir, cada uno, el aprobado por parte del 43 por ciento de los encuestados. Al líder de Podemos, Pablo Iglesias, lo aprueba el 29 por ciento, mientras que el recién elegido presidente del PP, Pablo Casado, logra el aprobado entre el 27 por ciento.

Unos datos que se conocen varios meses después de la moción de censura de Pedro Sánchez que le aupó al a presidencia del Gobierno y sacó a Mariano Rajoy de la Moncloa. No obstante, esa moción de censura no está asegurando la estabilidad de la legislatura socialista, ya que el PP cuenta con mayoría en el Congreso y avoca a los socialistas a la negociación con el resto de grupos para poder sacar sus proyectos adelante.

Prueba de ello es la fallida votación del viernes, en la que la abstención de Podemos, Compromís, ERC y PDeCAT (socios en la moción contra Rajoy) hizo que no saliera adelante la senda de estabilidad propuesta por el Gobierno. Es decir, que uno de los primeros pasos para la consecución de los Presupuestos de 2019 quedó estancado.

Consideraciones

Por otra parte, en cuanto a los populares, la encuesta estuvo abierta hasta poco después de que Pablo Casado venciera a Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso del PP para hacerse con la presidencia del partido.

Por tanto, el resultado de otorgado por los encuestados tanto al partido en sí como a su nuevo presidente podría verse alterado en sucesivas encuestas ya que a penas ha habido tiempo para gestionar la labor de Pablo Casado.

Eso sí, el sucesor de Mariano Rajoy ya ha subrayado en varias ocasiones que su objetivo principal en este nuevo cargo es devolver al PP a la Moncloa. Algo que ha acompañado de la petición de un adelanto de las elecciones generales por los sucesivos fracasos que, a su juicio, está cosechando el Ejecutivo de Sánchez.

Un adelanto electoral que también ha venido reclamando Albert Rivera quien, antes de la moción de censura, veía como su partido, Ciudadanos, ascendía en las encuestas hasta colocarse como primera fuerza en intención de voto.

Idea que a priori parece que va perdiendo fuerza en los sucesivos sondeos y encuestas de opinión que se han ido haciendo públicas desde la llegada de Sánchez al Gobierno y desde que el fantasma de una nueva cita electoral a nivel nacional ha comenzado a planear sobre las fuerzas políticas.

Por último, Podemos continúa en la misma plaza que logró en los pasados comicios. Un dato que su líder, Pablo Iglesias, no analizará por el momento al estar junto a sus recién nacidos prematuros.