El juzgado contempla la posibilidad de que el acusado premeditara el plan debido a sus actuaciones anteriores.
El juzgado contempla la posibilidad de que el acusado premeditara el plan debido a sus actuaciones anteriores. / e.p.
Publicidad

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Guadix (Granada) ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, por un presunto delito de homicidio, para el varón de 35 años, que fue detenido el pasado miércoles como presunto autor de la muerte de su hermana.

El Juzgado detalla esta decisión en un auto fechado el viernes, difundido desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que no es firme. Contra él, puede interponerse un recurso de reforma ante el propio juzgado, o un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Granada.

Cabe recordar que esta persona fue detenida el miércoles a última hora de la tarde en las inmediaciones del Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén como presunto autor de un delito de homicidio, después de que su hermana, que tenía 39 años y padecía discapacidad psíquica, fuera golpeada con un objeto contundente en la cabeza.

Relato

En concreto, según detalla el auto, el presunto autor de los hechos utilizó un martillo para golpear “en repetidas ocasiones” a su hermana, causándole la muerte. Tras el suceso, el documento detalla que el detenido intentó limpiar los restos de sangre y, a su vez, metió el utensilio en una bolsa que arrojó posteriormente a una alcantarilla.

Según el relato de los hechos que figura en este auto, el pasado día 20 de diciembre el detenido llegó a primera hora de la mañana de Barcelona, tras lo que alquiló un vehículo y se trasladó a la citada localidad granadina —donde vivían su padre y su hermana—, y compró un martillo en una ferretería del lugar.

Ya por la tarde, el detenido, su hermana y su padre comieron juntos. Una vez finalizada la comida, el presunto autor del crimen y su padre salieron de la vivienda, y, más tarde, el primero le dijo al segundo que iba a aparcar el vehículo más cerca de la vivienda, pero había olvidado las llaves en el domicilio, por lo que volvió a la casa insistiendo a su padre que no le acompañase.

Una vez en el domicilio, donde se encontraba su hermana, presuntamente la golpeó con un martillo en repetidas ocasiones causándole la muerte, según detalla el auto, que recoge también que se produjo un presumible forcejeo entre ambos, y la hermana pidió socorro hiriendo con un cuchillo y un cenicero al detenido.

Como indicios del presunto delito de homicidio cometido, además de la propia muerte de la hermana del detenido, el auto cita además el martillo empleado para el mismo, junto con otros utensilios encontrados en la investigación, con los que el detenido habría golpeado a su hermana. A esto se suma la propia confesión de los hechos y el conflicto previo que existía entre los hermanos, reflejado en mensajes publicados en redes sociales, y que, además, también constaba una denuncia previa del detenido a su hermana por un presunto acoso.

Además, siempre según lo recogido en el auto, el Juzgado contempla que el acusado tuviera en mente un posible plan premeditado tras lo sucedido, debido a que el detenido compró el martillo horas antes de cometer el suceso.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir