PP y PSOE fijan en 19.000 euros el techo de renta para evitar desalojos

Horas antes del acuerdo, los socialistas ‘torpedean’ las negociaciones con una moción en el Senado en la que abordaban el dramático problema de los desahucios.

0

No podía ser mejor el día para el acuerdo sobre los desahucios. El Gobierno y el PSOE alcanzaron anoche, según adelantó Europa Press, un acuerdo sobre el nivel máximo de renta que evite los desalojos en torno a los 19.000 euros anuales, si bien los expertos de ambas partes, al cierre de esta edición, seguían reunidos en el Palacio de La Moncloa para avanzar en más aspectos.

En su proposición de ley, el Grupo Socialista planteaba que el umbral se fijara en 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), aunque en la mesa de negociación manifestaron que debía oscilar entre el 2,5 y el 3. En concreto, éste, con 12 pagas, asciende a 6.390 euros al año, lo que multiplicado por tres arroja la cantidad de 19.170. Se trata de una cifra muy similar a la planteada por el Ejecutivo central, que había referenciado ese umbral con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), y había propuesto que fuera de 2,5 veces el mismo.

Como ambas partes mantenían posturas muy cercanas en este punto, el acuerdo, a falta de unos flecos, se alcanzó, si bien muchos dudaban de ello, ya que fue una jornada muy extraña, con los progresistas proponiendo en el Senado medidas al respecto que poco tenían que ver con lo que finalmente han aceptado.

Y es que algo debió pasar en el almuerzo que tuvieron en la Cámara Baja el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicesecretaria general, Elena Valenciano, con las diputadas que forman parte de la comisión negociadora encargada de pactar con el Gobierno una solución a este drama.

Horas antes de la comida, los socialistas presentaron en el Senado, de forma sorprendente, una moción sobre los desalojos, cuando los expertos de una y otra formación llevaban ya dos tardes dialogando sobre este asunto. De esta forma torpedearon un diálogo que requería una discreción total para que fructificase.

La propuesta del PSOE planteaba varios aspectos: que el valor de tasación para el desahucio no fuera inferior al que sirvió para conceder el préstamo, sociedades de tasación independientes, que se legisle la segunda oportunidad, que los bancos intervenidos por el FROB estén obligados a la negociación cuando lo demande el deudor, o que se facilite la permanencia en la vivienda como arrendatario, entre otras.

El PP presentó, por su parte, una enmienda para que la moción pida una moratoria de dos años para los procedimientos de ejecución en el caso de las personas más desfavorecidas y que se amplíen los límites fijados en el Código de Buenas Prácticas, «para que puedan acogerse al mismo los deudores más desfavorecidos de buena fe».

Tras una batalla campal de varios oradores, se filtró que el Ejecutivo iba a plantear que el umbral por debajo del cual se aplicaría la protección iba a fijarse en 19.230 euros anuales, mientras que el PSOE lo elevaba hasta los 36.480.

El Gobierno quiere así que esta medida se aplique a los colectivos más vulnerables, entre los que estarían los ancianos, discapacitados o familias con hijos a su cargo. Así lo expondrá hoy el Consejo de Ministros con un decreto ley.