La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. / EFE
Publicidad

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, culpó del bloqueo político a “la desidia, la frivolidad y la insolvencia” del presidente Pedro Sánchez y avisó de que esta situación “va a costar carísimo” a los españoles, tanto por la repetición de elecciones como por el parón económico.

Álvarez de Toledo recordó que repetir las elecciones en 2016 costó unos 174 millones, y ahora esa cifra podría elevarse a casi 200 millones, y todo por “la frivolidad y la insolvencia” de Pedro Sánchez.

Pero a esa cifra añade el ‘parón’ económico que está sufriendo España por este bloqueo político de los últimos meses. “Su jugarreta, sus maniobras, nos van a costar carísimo”, dijo.

Para la dirigente del PP, el líder del PSOE es “el responsable del bloqueo y de toda esta parálisis”, y aunque se pase “todo el día vendiendo que los responsables son los demás, eso no es verdad”: “Los demás no somos responsables de sus decisiones”.

Álvarez de Toledo admitió que tiene “serias dudas” de que prospere la propuesta del PP de buscar un candidato alternativo, pero cree que ha servido para dejar claro que existen más opciones que el líder del PSOE. “Demuestran las alternativas al camino que ha emprendido Sánchez, porque la disyuntiva ‘o yo o elecciones’ es falsa”, remachó.

Por su parte, el vicesecretario de Participación del PP, Jaime de Olano, cree que el jefe del Ejecutivo en funciones “piensa más” en una repetición electoral el 10 de noviembre que en sumar los apoyos necesarios para sacar adelante una investidura y poder formar Gobierno.

De otro lado, el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, pidió ayer al líder del PSOE que deje de “distraer” y llegue a un acuerdo con Unidas Podemos para poder ser investido como presidente del Gobierno. Además, dio a entender que si el líder de Cs, Albert Rivera, recibe su llamada para hablar de la investidura, volverá a rechazar reunirse con él.

En rueda de prensa en la sede del partido naranja, Villegas dijo que actualmente continúa, a través del intercambio de mensajes en los medios de comunicación y las redes sociales, la negociación entre el PSOE y Unidas Podemos para el “reparto del botín”, tras la investidura fallida del pasado julio.

“Lo que se está definiendo en este culebrón del verano es si hay un acuerdo entre el señor Sánchez y su socio preferente, el señor (Pablo) Iglesias, en el reparto de sillas” del futuro Gobierno, y “todo lo que hay alrededor es ruido, humo y ganas de distraer”, aseguró Villegas, que criticó las “peticiones vacías” del jefe del Ejecutivo al PP y Cs para que se abstengan y permitan su investidura.

Sin más candidatos

En este sentido, censuró la “política de álbum de fotos” de los encuentros de Sánchez con asociaciones y colectivos esta semana y también las “ruedas de reuniones” que pretende hacer “no con sus socios, sino con el resto de grupos” parlamentarios.

“Sánchez tiene que negociar con aquellos que le pueden dar apoyo”, subrayó, reiterando que, si hay una nueva sesión de investidura, Cs volverá a votar “no” a un candidato que tiene “una idea sobre España totalmente opuesta a la que tiene Cs”, al defender la “nación de naciones” y apostar por subir los impuestos.

Ese rechazo a facilitar la investidura ya se lo explicó Rivera al líder socialista en las dos reuniones que mantuvo con él tras las elecciones generales y también se lo trasladó al Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela, según ha recordado Villegas.

“Creo que le debe de haber quedado bastante claro al señor Sánchez cuál es la postura de Cs”, que, además, se niega a “seguirle la corriente” en su estrategia de “cortina de humo y álbum de fotos”, insistió.

En cuanto a las voces en el PP que plantean permitir la investidura de un candidato socialista que no sea Sánchez, como Emiliano García-Page, el secretario general de Cs cree que esa opción “no se va a producir” porque lo que busca el líder del PSOE es pactar con Podemos.