Teodoro García Egea, secretario general del Partido Popular.
Teodoro García Egea, secretario general del Partido Popular. / Europa Press
Publicidad

El secretario general del PP, Teodoro García Egea considera que el caso del máster de Pablo Casado se irá “desmoronando” y quedará en “nada”, en una “anécdota”. A su entender, este asunto solo ha beneficiado al PSOE porque a este partido “le ha venido muy bien esta polémica artificial”.

“Creo que este caso va a quedar en lo que ha quedado el resto, que es simplemente algo anecdótico”, declaró García Egea a los medios de comunicación social, que recalcó que ya se demostró que era “falso” las “irregularidades” de las que se le acusó en su licenciatura y en sus convalidaciones.

Al ser preguntado qué hará el PP si el Tribunal Supremo imputa a Pablo Casado tras el verano por el caso máster, afirmó que el PP se va a dedicar en los próximos meses a “hacer una oposición fuerte, firme y contundente”. “No contemplamos otra vía que no sea que el presidente del PP sea Pablo Casado”, resaltó García Egea.

En este sentido, dijo que van a dar la “batalla” con los temas que preocupan a los españoles, como la subida de impuestos que anunció el Gobierno, y no se van a “despistar con lo que pueda plantearse con respecto a este caso” del que, según ha subrayado, ya han dado “muchas explicaciones”.

García Egea subrayó que el PSOE “puede dar pocas lecciones” a Casado y al PP sobre este tema y agregó que antes de “ponerse en la boca” el nombre del líder del PP debería explicar “por qué hay diputados del PSOE que se han inventado licenciaturas en matemáticas” o han dicho “tener en su currículum una formación que no tenían”. “Esperemos que todo esto se nos aclare antes que acusar a una persona honrada e intachable como Pablo Casado”, exclamó.

En cuanto a si el Partido Popular confía en que el Supremo archive este caso, aseguró que “conforme va avanzando el tiempo las acusaciones contra Pablo Casado van quedando en nada” y pronosticó que pasará lo mismo con el presente caso del máster.

“Ahora el único punto de fricción que existe en este asunto es sobre si Pablo Casado entregó o no los trabajos, cosa que debería guardar la universidad, no debería ser Pablo Casado el que tuviese que demostrar que guarda los trabajos sino que es la propia universidad la que debería demostrar esto”, señaló, para añadir que la propia universidad dijo que por normativa interna “solo los guarda siete años”. Por eso, insistió en que esta causa “no tiene sentido”.

“Esperemos que a Pablo Casado no le sigan pidiendo los deberes de primero de EGB”, afirmó, para añadir que al PSOE de Pedro Sánchez “le ha venido muy bien esta polémica artificial”. García señaló que se irá “desmoronando” y quedará “simplemente en algo anecdótico”.

FuenteEuropa Press
Compartir