La defensa de los acusados del proceso soberanista creen que las declaraciones del Rey y de Rajoy serán clave.
La defensa de los acusados del proceso soberanista creen que las declaraciones del Rey y de Rajoy serán clave. / e.p.
Publicidad

La defensa del expresidente de la ANC y el líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, y de los exconsellers y diputados de JxCat Jordi Turull y Josep Rull pidieron que declaren como testigos el Rey; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el juicio que se celebrará en el Tribunal Supremo por el proceso soberanista.

Así lo recogieron en sus escritos de defensa ante el Tribunal Supremo, en el que Turull y Rull se enfrentan a una acusación por parte de la Fiscalía por presunta rebelión y malversación, y Jordi Sànchez por presunta rebelión, y los tres están en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona).

Los tres, que están en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona), coinciden en que si el Rey no considerara oportuna su declaración, dado que no está obligado, solicitan que lo hiciera el jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín.

Sobre Rajoy, creen que su declaración puede ser útil para el esclarecimiento de los hechos, y piden que Puigdemont pueda hacerlo por videoconferencia porque reside en Waterloo.

Participación

También justificaron la petición de que declare Colau “al ser pública y notoria su participación en las actuaciones del día 1 de octubre de 2017 así como el 20 de septiembre” del mismo año.

Turull y Rull pidieron, además, que declare el lehendakari Íñigo Urkullu dada la “intermediación entre ambos gobiernos” que llevó a cabo, y el expresidente de la Generalitat de Cataluña Artur Mas.

En el escrito de Sànchez solicitó que Lluís Llach declare en el juicio, alegando que estuvo presente en la Conselleria de Economía el 20 de septiembre y su declaración “permitirá desvirtuar los argumentos contenidos en los atestados de la Guardia Civil”.

También pidió que comparezca el exjefe de los Mossos d‘Esquadra Josep Lluís Trapero, auxiliado por su defensa dado que está acusado por los mismos hechos ante la Audiencia Nacional, y la intendente del cuerpo Teresa Laplana en este caso.

Otros nombres que solicitó que declaren son el exalcalde de Barcelona Xavier Trias; los exdiputados de la CUP David Fernàndez y Mireia Boya, y el diputado de ERC en el Parlament Ruben Wagensberg.

En total, Jordi Sànchez pidió 91 testigos, mientras que Jordi Turull 87 y Josep Rull 84.