Las exportaciones frenan la posibilidad de un mayor crecimiento con una disminución de cinco décimas.
Las exportaciones frenan la posibilidad de un mayor crecimiento con una disminución de cinco décimas. / E.p.
Publicidad

La economía española creció un 0,6% entre julio y septiembre, lo mismo que en los dos trimestres anteriores, gracias, principalmente, al empuje del consumo de los hogares y del sector público, que aumentaron a tasas superiores a las del segundo trimestre, con avances del 0,6% y del 0,8%, respectivamente. La inversión, por su lado, repuntó un 1% entre julio y septiembre, por debajo del crecimiento del 3,5% que mostró en el trimestre anterior.

Por su parte, la tasa interanual se mantuvo en el tercer trimestre en el 2,5% debido exclusivamente a la demanda nacional, pues la externa contribuyó de manera negativa al crecimiento, según el avance trimestral de la Contabilidad Nacional publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el repunte interanual del 2,5% registrado en el tercer trimestre del ejercicio, la economía española acumula 19 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,6% se acumulan 20 trimestres consecutivos de alzas.

La demanda nacional aportó 3 puntos al crecimiento del PIB interanual en el tercer trimestre, tres décimas menos que en el trimestre anterior, en tanto que la demanda externa restó cinco décimas al crecimiento, frente a las ocho décimas negativas del trimestre anterior.

Gasto público

El crecimiento trimestral del 0,6% avanzado este miércoles por Estadística coincide con las previsiones que había realizado del Banco de España.

El PIB a precios corrientes aumentó un 3,5% en tasa interanual, dos décimas más que en el segundo trimestre, manteniéndose por encima de los 300.000 millones de euros, barrera que se superó por primera vez en el segundo trimestre de este año. Con ello, el deflactor implícito de la economía aceleró dos décimas su crecimiento interanual, hasta el 1%.

Según los datos del INE, el consumo de los hogares aceleró cinco décimas su crecimiento trimestral entre julio y septiembre, desde el 0,1% al 0,6%. Al mismo tiempo, el gasto público amplió siete décimas su crecimiento trimestral, hasta el 0,8%, encadenando siete trimestres de alzas.

Por su parte, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro volvió a tasas positivas al avanzar un 0,1% entre julio y septiembre, en contraste con el retroceso del 0,3% que experimentó en el segundo trimestre.

Por el contrario, la inversión desaceleró su crecimiento trimestral desde el 3,5% al 1% por la evolución de todos sus componentes: la inversión en vivienda moderó su avance al 0,5% en los meses de verano, frente al aumento del 2,2% del segundo trimestre; la inversión en maquinaria y bienes de equipo desaceleró su crecimiento más de cuatro puntos, hasta el 2,2%, y la inversión en productos de propiedad intelectual registró una tasa negativa del 0,2%, en contraste con el crecimiento experimentado en trimestres anteriores.

Entre julio y septiembre, tanto las exportaciones como las importaciones presentaron tasas negativas, del 1,8% en el primer caso y del 1,2% en el segundo. Esta evolución contrasta con las tasas positivas registradas en trimestres anteriores (en el segundo trimestre las exportaciones aumentaron un 0,2% y las importaciones, un 1%).

Inversión

En tasa interanual, la economía española creció en el tercer trimestre del año un 2,5%, la misma que en el trimestre anterior, con una menor contribución de la demanda nacional y una aportación menos negativa de la demanda externa.

Los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron en el tercer trimestre tasas positivas interanuales, aunque inferiores a las del trimestre anterior: el consumo aumentó un 2,1%, una décima menos que en el segundo trimestre, mientras que la inversión desaceleró su avance anual hasta el 6,3%, desde el 7,7% anterior.

Dentro de la partida del consumo, el de los hogares moderó dos décimas su crecimiento anual, hasta el 2,1%, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro avanzó seis décimas menos que en el trimestre anterior, hasta el 1,4%. Por el contrario, el gasto de las administraciones públicas aceleró su aumento anual dos décimas, desde el 1,9% al 2,1%.

Por su lado, la inversión registró un crecimiento interanual del 6,3%, porcentaje 1,4 puntos inferior al del trimestre anterior, tras moderarse el repunte interanual de la inversión en vivienda y construcción 1,3 puntos, hasta el 5,7%, y la de maquinaria, bienes de equipo y armamento 1,6 puntos.