Pepu Hernández será el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid

El exselecionador de baloncesto se impone en las primarias socialistas con una amplia mayoría de votos y será el próximo rival de Carmena en las elecciones regionales

39
Imagen de los tres candidatos a las primarias socialistas, Pepu Hernández, Chema Dávila y Manuel de la Rocha.
Imagen de los tres candidatos a las primarias socialistas, Pepu Hernández, Chema Dávila y Manuel de la Rocha. / efe
Publicidad

El exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández se impuso en las primarias del PSOE para la Alcaldía de Madrid al conseguir una amplia mayoría de los votos emitidos por la militancia de las 21 agrupaciones del partido en la capital y será candidato a la Alcaldía por los socialistas, según informaron fuentes socialistas.

El exalcalde de Fuenlabrada Manuel de la Rocha quedó en segunda posición en estas primarias mientras que el edil en el Ayuntamiento de la capital, Chema Dávila, quedó en tercer lugar.

Se repite por tanto, la tendencia que se produjo en la fase de avales, en la que Hernández se impuso claramente a sus rivales en la recogida de respaldos por parte de los militantes al presentar el máximo permitido, un 10 por ciento del censo de Madrid capital.

Con estos resultados, no será necesaria segunda vuelta al haber acaparado más del 50 por ciento del voto emitido por los afiliados del partido, según recoge el reglamento de las primarias del partido.

Hernández contó con el apoyo del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a quien agradeció su confianza en el partido por aceptar el encargo de aspirar a la Alcaldía de Madrid y definió su proyecto de “ilusionante”.

Tanto De la Rocha como Dávila criticaron durante esta campaña de primarias el ‘dedazo’ de la dirección del partido al posicionarse Sánchez claramente por uno de los candidatos, así como su desconocimiento de los pormenores de la política municipal.

Los tres aspirantes a liderar la lista del PSOE mantuvieron un debate el pasado jueves, en el que los dos aspirantes ahora descartados se posicionaron a favor de una alianza de formaciones de izquierda de cara a gobernar la ciudad.

Hernández se mostró menos suelto que sus rivales en la confrontación dialéctica, aunque posteriormente dijo que estuvo cómodo.