Patxi López permite al PP presidir la Cámara vasca para ser ‘lehendakari’

Socialistas y ‘populares’ sellan un preacuerdo por el que el candidato del PSE logrará los votos necesarios para poder formar el primer Gobierno no nacionalista de la región

1

Sin sorpresas. Todo ha seguido el guión previsto desde que se conocieran los resultados electorales en el País Vasco la noche del pasado 1 de marzo y Patxi López se convertirá en el primer lehendakari no nacionalista.

El PSE-EE y el PP llegaron ayer a sendos preacuerdos sobre las «bases políticas y los objetivos prioritarios» del nuevo Gobierno regional, que liderará el candidato socialista, así como sobre la composición de la Mesa del Parlamento, que presidirá el PP.

El portavoz del PSE Rodolfo Ares fue el encargado de dar la noticia tras la breve reunión -unos 50 minutos- que mantuvieron en la Cámara autonómica las delegaciones negociadoras de ambas formaciones para buscar un pacto para la investidura de López.

El preacuerdo supone que la formación conservadora obtendrá por primera vez en su historia la Presidencia del Parlamento. Además, dos puestos en la mesa serán para el PSE, lo que dará la mayoría en el órgano de gobierno de la Cámara regional a populares y socialistas, al tener tres de los cinco asientos.

Tras finalizar la reunión, tanto Ares como el secretario general del PP Iñaki Oyarzábal explicaron que en los próximos días se reunirán los órganos de dirección de sus partidos, que deberán decidir si ratifican ambos preacuerdos, tras lo cual se presentaría públicamente el contenido de los mismos.

Las bases políticas acordadas se refieren a temas como la lucha contra el terrorismo, la defensa de las libertades, un plan para afrontar la crisis económica, el autogobierno, la convivencia y las políticas de educación, sanidad, vivienda, infraestructuras y medios de comunicación.

El dirigente socialista anunció que el Gabinete de Patxi López mantendrá una «relación preferente» con el PP «para garantizar una estabilidad», aunque precisó que esta situación «no limita» la posibilidad de llegar a acuerdos puntuales con otras fuerzas, porque «los retos que tenemos como país requieren que todos tengamos altura de miras para arrimar el hombro».

Oyarzábal indicó que todavía no han decidido la persona que propondrá el PP para presidir la Cámara vasca, que, según comentó, será «un hombre o una mujer» -en los últimos días se han apuntado los nombres de las populares Laura Garrido y Arantza Quiroga- y se elegirá la persona «más capacitada». El dirigente conservador destacó el «avance sustancial» que se ha producido entre ambas delegaciones, aunque precisó que hay algunas cuestiones que «hay que concretar».