Otegi pide perdón a las víctimas de ETA por el dolor que les ha causado

El líder de Batasuna siente «de corazón» si, como portavoz, les ha «humillado» aún más

4

Para unos es un paso importante en la dirección correcta de la reconciliación. Para otros, son la máxima expresión de la hipocresía que demuestra la izquierda radical en boca de uno de sus máximos líderes… El caso es que las disculpas del líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, no han convencido por mucho que se hayan realizado por escrito en un libro que se publicará próximamente. «La izquierda abertzale ha reconocido y reconoce el dolor causado, y yo quiero ir más allá y decir que si en mi condición de portavoz he añadido un ápice de dolor, sufrimiento o humillación a las familias de las víctimas de las acciones armadas de ETA, quiero pedirles desde aquí mis más sinceras disculpas, acompañadas de un lo siento de corazón», comenta en un libro-entrevista realizado desde prisión y cuyos extractos adelantó Gara en su edición de ayer.

El de Elgóibar incluye estas palabras tras admitir haber sido «militante de ETA» y haber «practicado la lucha armada», según dice, «durante el franquismo» y, «por lo tanto» asegura haber «entendido que existen circunstancias políticas o sociales excepcionales. No soy hipócrita en eso», añade.

«Estábamos convencidos de que no había estrategia política posible o alternativa a la que nosotros planteábamos. Pero sí le diré que algunos acontecimientos como la muerte de Ignacio Uría, el episodio de la bomba en la universidad del Opus o, con anterioridad, la muerte de Isaías Carrasco, nos hicieron vivir momentos de gran tensión en nuestro seno», explica en las páginas del libro.

«Nos hicimos cargo de la dirección de la nave y viramos el timón 180 grados. No fue una tarea fácil, hubo grandes discusiones y un enorme desgaste humano y personal», concluye.

Las reacciones a estas primeras páginas de las memorias de Otegi no se hicieron esperar tanto por parte de los partidos democráticos como por las víctimas del terrorismo, el colectivo más crítico con esta petición de perdón.

El líder del PNV, Íñigo Urkullu, confió en que éste sea «absolutamente sincero». «Hay muchos que hemos vivido las experiencias que pueda contar», señaló, para añadir que «nosotros pedimos la revisión crítica del pasado». También le pidió al Gobierno que «premie» con una «política penitenciaria más flexible» a aquellos presos que, «públicamente», hagan «una revisión crítica del pasado», si bien todavía está dando sus últimos coletazos la libertad de Bolinaga, en contra de lo que recomendó la Fiscalía, sin que se haya arrepentido de ninguno de sus asesinatos.

Por su parte, Peio Urizar, candidato de EH Bildu al Parlamento vasco, también respaldó «el paso» dado por el batasuno al pedir disculpas públicas a las víctimas de ETA, una reacción que se tornó en incredulidad para la consejera de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Regina Plañiol, quien señaló que le gustaría creer que el arrepentimiento de Otegi sea sincero, aunque «desconfío desde hace mucho tiempo de él». Y es que es de esperar que el diario Gara, altavoz de los abertzales, vaya sacando extractos del libro de aquí a su fecha de entrega con el periódico, el 28 de octubre, con la propaganda electoral que esto supone.

Aún en la memoria

Mañana se celebra en Bilbao un homenaje a Miguel Ángel Blanco en el que el Gobierno confía en poder reconciliarse con sus críticos

Miguel Ángel Blanco todavía está en la memoria de todo el país y mañana se celebrará en Bilbao un acto en honor del concejal popular de Ermua, asesinado por ETA hace 15 años, después del distanciamiento de las últimas semanas debido a las decisiones en política penitenciaria del Gobierno central.

El homenaje reunirá en un mismo escenario al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, muy crítica con el Ejecutivo tras el caso Bolinaga.

Pedraza explicó que asistirá al evento sin contemplar ningún tipo de consideración política para acompañar a los familiares del edil vasco, igual que viene haciendo todos los años desde 2004, cuando entró en la AVT.

Además, la líder del principal colectivo de víctimas recordó que ella asiste a todos los homenajes a asesinados por ETA a los que es invitada porque es «fundamental» que las víctimas se sientan acompañadas y respaldadas, al margen de los debates partidistas.

Conviene recordar que conversó el pasado lunes con el titular de Interior, que se comprometió a no dar beneficios penitenciarios para ninguno de los otros 13 presos enfermos para los que los abertzales piden la libertad.