Un autobús de la Guardia Civil espera la llegada de los inmigrantes para su identificación.
Un autobús de la Guardia Civil espera la llegada de los inmigrantes para su identificación. / efe
Publicidad

El buque ‘Open Arms’, embarcación de la ONG Proactiva Open Arms, en el que viajaban 87 inmigrantes y refugiados rescatados en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia, llegó ayer en torno a las 8.45 horas al puerto de Algeciras (Cádiz).

Según informó Open Arms, entre los 87 inmigrantes se encuentran un total de 12 menores, de los que seis, además, no están acompañados. De estos últimos, cinco son de Sudán y uno de Gambia.

El barco llegó a una zona del puerto algecireño muy cercana al muelle de Crinavis, el previsto para su atraque, por lo que fue más de media hora después, ya sobre las 9.25 horas, cuando el ‘Open Arms’ amarró definitivamente para el desembarque.

Alguno de los inmigrantes que llegaron portaba una pequeña pancarta en la que rezaba ‘Gracias España’ con un corazón.

Dispositivo de rescate

En el citado muelle, Cruz Roja desplegó un Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) compuesto por unas 30 personas que les ofrecieron las primeras atenciones médicas. Asimismo, en el muelle se encontraba un dispositivo formado por miembros de Guardia Civil, Policía Nacional y entidades como Acnur o CEAR.

Tras un primer triaje sanitario por parte de Cruz Roja, pasaron a disposición policial para su identificación en el CATE de Crinavis y, finalmente, pasaron a la Fase de Estabilización y Derivación en el nuevo Centro de Acogida, Emergencia y Derivación de Chiclana.

A estos 87 inmigrantes, según señaló el Gobierno central, no se les tratará “de manera excepcional o especial”, por lo que su condición será la misma a la de los rescatados a diario en pateras en el Estrecho “y se seguirán los protocolos establecidos para su atención y acogimiento”.

Cabe recordar que este buque de rescate ha desembarcado en puertos españoles en dos ocasiones durante este verano con personas rescatadas en aguas del Mediterráneo, tras recibir ‘luz verde’ del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El pasado 4 de julio llegó a Barcelona con 60 migrantes a bordo y el 21 desembarcó en el puerto de Palma a una mujer de Camerún y a los cadáveres de una mujer y un niño. Así, ésta ha sido la tercera vez en este verano que el buque ‘Open Arms’ atraca en un puerto español.

“No puede haber inmigrantes de primera y otros de segunda”, argumentaron fuentes gubernamentales, que justifican la decisión del Ejecutivo de no conceder “ningún estatus especial” a estas 87 personas rescatadas por el buque de la ONG española.

A pesar de que a los 60 migrantes rescatados por el mismo buque hace más de un mes se les concedió un permiso humanitario especial de 30 días —al igual que los 45 días que se dio a los 629 del ‘Aquarius’ a los que España ofreció un puerto seguro—, desde el Ejecutivo aseguran que, a partir de ahora, no habrá un trato “excepcional” y se seguirá el proceso normal para cualquier llegada a España, independientemente de que se produzca a través de buques de salvamento o en patera.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir