‘Desnudo de pie sobre un pedestal cúbico’ de Alberto Giacometti.
‘Desnudo de pie sobre un pedestal cúbico’ de Alberto Giacometti. / Europa Press
Publicidad

El Museo Guggenheim Bilbao acogerá, desde el próximo 19 de octubre y hasta el 24 de febrero de 2019, la exposición ‘Alberto Giacometti. Retrospectiva’, con más de 200 esculturas, pinturas y dibujos del artista suizo, “uno de los más influyentes del siglo XX” con una trayectoria de cuarenta años de producción artística, según destacaron sus responsables.

Organizada por el Museo Guggenheim Bilbao en colaboración con la Fundación Giacometti de París, la muestra ofrece “una perspectiva singular” de la obra del Giacometti que otorga especial relieve a la “extraordinaria colección de arte y material de archivo” que conserva la Fundación Giacometti de París y que fue reunida por la viuda del artista, Annette.

Según recordaron desde el Guggenheim, Alberto Giacometti nació en Suiza en 1901 en el seno de una familia de artistas. En 1922, se trasladó a París para profundizar en su formación artística y, cuatro años más tarde, “se instaló en el que fue su taller hasta el final de sus días, un espacio alquilado de apenas 23 metros cuadrados en la calle Hippolyte-Maindron, cerca de Montparnasse”, donde creó “una visión muy personal del mundo que le rodea”.

La figura humana, destacó, es un tema central en la obra de Giacometti, que, a lo largo de los años, crea obras inspiradas en las personas de su entorno, fundamentalmente en su hermano Diego, su esposa Annette, amantes y amigos. Sus ideas sobre cómo abordar la figura humana se han convertido en “cuestiones fundamentales” en el arte contemporáneo para las siguientes generaciones de artistas.

La exposición ‘Alberto Giacometti. Retrospectiva’ subraya el interés del artista por los materiales moldeables como el yeso o la arcilla. En palabras de sus responsables, “mientras que muchos creadores se limitan a utilizar el yeso como material intermedio de trabajo en la producción de una obra, Giacometti emplea a menudo este material tanto para la forma inicial como para la forma definitiva del objeto en cuestión”. Muestra de ello, apuntaron, es el “excepcional conjunto” de ocho esculturas en yeso Mujeres de Venecia que se presentará en el Museo Guggenheim Bilbao por segunda vez desde su creación para la Bienal de Venecia de 1956.