El mundo de la música llora la muerte de la dama de la canción

La cantante y actriz española María Dolores Pradera fallece en Madrid a los 93 años

110

La cantante y actriz española María Dolores Pradera falleció ayer en Madrid a los 93 años.

Íñigo Méndez de Vigo:
«El mundo sería un lugar peor sin haber tenido la compañía de su voz y de sus canciones»

Maria Dolores Pradera nació en 1924 en Madrid, pero a los seis años de edad se marchó a Chile con su familia regresando poco después a España. En su adolescencia vivió la Guerra Civil española y a su término inició estudios de bachillerato que no terminó para dedicarse al mundo de la interpretación y la música.

Casa Real:
«Adiós emocionado a una gran dama de
la canción, un puente entre culturas»

En la década de los 40, Pradera comenzó su andadura como intérprete en películas como ‘Yo no me caso’ o ‘Los habitantes de la casa deshabitada’, pero fueron sus papeles en ‘Altar Mayor’ y ‘Inés de Castro’, donde representaba a Doña Blanca de Navarra, los que le proporcionaron prestigio y popularidad.

Fernández Sastrón: «Es un ejemplo a seguir para generaciones contemporáneas»

La fecha de 1947 fue clave en la vida personal de la cantante y actriz, ya que contrajo matrimonio con el actor y escritor Fernando Fernán Gómez, del que se separó diez años después. Fruto de esta relación fueron los dos hijos de la pareja, Fernando y Helena.

Ana Belén:
«Hemos tenido la gran suerte de que haya estado entre nosotros»

Trayectoria

No obstante, Pradera también exploró la representación teatral en diversos teatros de España y México y participando en la compañía teatral de Carmen Carbonell y Antonio Vico. Especialmente destacables son sus interpretaciones en obras de ‘Madre, el drama padre’ de Enrique Jardiel Poncela, y su participación en representaciones de textos claves de dramaturgos como Federico García Lorca y José Zorrilla.

Massiel:
«Tenía un humor muy ácido. Me enamoró como ser humano»

Sus últimos trabajos en el cine fueron la película ‘Fortunata y Jacinta’ y ‘La Orilla’, donde la actriz culminaría una progresiva retirada de los escenarios y las pantallas para centrarse en el mundo de la canción.

Iñaki Gabilondo: «Era una sorpresa para quien la conocía, fascinante y adorable»

Sin embargo, Maria Dolores Pradera sufrió una grave enfermedad en 1984, por la que tuvo que ser hospitalizada, y que le obligó a dejar los escenarios, reapareciendo en 1987 tras superar la dolencia.

Rosana:
«Alguien tan grande que el cielo se le va a quedar chiquitito»

La música fue su otra gran actividad, debutando en 1952 como cantante en la ‘boite’ de Alazán, y ya en esta fecha se decantaría por un estilo que sería su seña de identidad musical, el género lírico y folclórico. Prueba de ello son los cerca de 30 discos de oro recibidos a lo largo de su carrera.

Rosa León:
«Era de una generación que pasaron la posguerra con sentido del humor»

Entre sus últimos trabajos se encuentran diversas colaboraciones con cantautores como Joaquín Sabina o la cantante canaria Rosana. Pradera dotó a su música de un sesgo internacional, como demuestran la multitud de giras musicales que realizó por Latinoamérica.

Luis Merlo:
«Tu voz de terciopelo que acaricia nos acompañará siempre»

Maria Dolores Pradera obtuvo numerosas distinciones en reconocimiento a su labor artística, en la representación y la música.