Fachada de la Escuela Canigó en Barcelona, de donde salieron las víctimas del accidente de Costa de Marfil.
Publicidad

La víctima mortal del accidente de tráfico del sábado en Costa de Marfil es Teresa Cardona, de unos 40 años, subdirectora del colegio barcelonés Canigó, al que estaba ligada hace muchos años.

También estaba implicada hace varios años en actividades del colegio mayor barcelonés Bonaigua, explicaron fuentes de este centro, que destacaron su “potente” perfil educativo.

El resto de heridos son 10 chicas del colegio mayor, entre las que hay “alumnas de segundo de Bachillerato y también universitarias cursando los primeros cursos de carreras”.

Las citadas fuentes no pudieron concretar aún el estado de salud de las 10 heridas, e insistieron en que no hay ningún dato confirmado sobre eso.

Este mismo domingo por la mañana partieron hacia Costa de Marfil familiares de Teresa Cardona y miembros de los colegios barceloneses Canigó y Bonaigua.

Ambos centros están teniendo apoyo diplomático español tras el accidente, incluida la prevista repatriación de la fallecida, según las mismas fuentes.

treintena de personas

El accidente ocurrió sobre las 20 horas del sábado (18 horas en Costa de Marfil) cuando volcó uno de los dos minibuses en que viajaba la treintena aproximada de personas que habían viajado.

Casi todos eran alumnas y había también tres monitores adultos: la fallecida y dos personas que se están doctorando de Barcelona; una de estas personas, natural de Costa de Marfil.
En el minibús accidentado viajaban 13 personas, entre las que estaba Cardona, y el otro minibús paró al ver el accidente y avisó por teléfono al colegio Bonaigua.

El viaje consistía en un campo de trabajo a Costa de Marfil que se hacía por segundo año consecutivo; habían partido de Barcelona el viernes por la mañana, y el proyecto debía durar unas dos semanas.

El último contacto del colegio barcelonés Bonaigua con la expedición se había dado “unas dos horas antes”.