La exministra socialista de Cultura, Carmen Alborch.
La exministra socialista de Cultura, Carmen Alborch. / efe
Publicidad

La política, profesora y escritora valenciana Carmen Alborch —ministra de Cultura en el gobierno del PSOE entre 1993 y 1996— falleció ayer a los 70 años tras una larga batalla contra el cáncer, según informaron fuentes próximas.

La última aparición pública de Alborch se produjo el pasado 9 de Octubre, Dia de la Comunidad Valenciana, cuando recibió la Alta Distinción de la Generalitat. En su discurso, durante el que ejerció además como portavoz de los galardonados, aseveró que el feminismo “debía ser declarado Patrimonio de la Humanidad”.

“El feminismo, como ha mejorado la calidad de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas, debería ser declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”, dijo en aquel acto institucional el 9 de Octubre en presencia, entre otros, del presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez; y del jefe del Consell, Ximo Puig.

Carmen Alborch, nacida en Castelló de Rugat (Valencia) en 1947, fue ministra de Cultura del Gobierno entre 1993 y 1996, además de diputada del grupo socialista en tres legislaturas. En 2007 fue candidata a la alcaldía de Valencia, ejerciendo de portavoz socialista en el Ayuntamiento hasta junio de 2011.

En su currículum figuran numerosas distinciones por su lucha por la igualdad entre mujeres y hombres, como Premio de Mujeres Progresistas, Premio Meridiana de la Junta de Andalucía, Premio Rosa Manzano 2007 o Premio de Gabriela Sánchez Aranda 2009.

Fue socia de honor de la Asociación Clásicas y Modernas y de la Asociación de mujeres investigadoras y tecnólogas (AMIT). Además, recibió también el Premio Generando Arte 2015 concedido por la Asociación Generando Arte de mujeres artistas.

Le fue concedida la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort, nombrada Officier Dans L’ordre Des Arts Et Des Lettres y de La Gran Cruz de Carlos III. Igualmente, fue patrona de honor del Teatro Real.

Futuro pendiente

Como autora, además de diversas obras especializadas relacionadas con el Derecho Mercantil, es responsable de títulos como ‘Solas, gozos y sombras de una manera de vivir’ (1999); ‘Malas, rivalidad y complicidad entre mujeres’ (2002); ‘Libres, ciudadanas del mundo’ (2004), ‘La ciudad y la vida’ (2009) y ‘Los placeres de la edad’ (2014).

Tras conocerse la noticia, el mundo de la política, especialmente el socialista, quiso mostrar sus condolencias por la pérdida de la exministra. Asimismo, siendo su ramo el de la Cultura, personalidades de este ámbito hicieron extensivo su pésame.

Así, la Comisión Permanente del Real Patronato del Museo del Prado dedicó “un recuerdo emocionado y agradecido” a la figura y legado de Carmen Alborch, que iba a ser propuesta como Patrona de la institución el próximo lunes 29 de octubre, según anunció el propio museo. De hecho, formaba parte del pleno de la Comisión Nacional para la celebración del II Centenario del Museo Nacional del Prado.

Según destacó la institución cultural, Alborch fue “una mujer extraordinariamente culta, valiente, de enorme simpatía, así como una eficacísima Ministra de Cultura”, añadiendo además que “el Museo del Prado le deberá siempre muchísimas cosas”.

Además, apuntó que desde su perfil profesional y su trayectoria “siempre supo ser un ejemplo de diálogo, tolerancia, creatividad y entusiasmo al servicio de la Cultura”.