Todo sucedió a las 4 de la madrugada y a las 9 detuvieron al sospechoso.
Todo sucedió a las 4 de la madrugada y a las 9 detuvieron al sospechoso. / EFE
Publicidad

Un guardia civil falleció ayer tras alcanzarle un disparo cuando estaba de patrulla en Huétor Vega (Granada), donde recibió un tiro que le hirió de gravedad e hizo necesaria su evacuación al Hospital de Campus de la Salud, donde murió posteriormente.

Los hechos se desencadenaron a raíz de que el agente parara a un coche sospechoso en Huétor Vega, tras lo que se habría producido el disparo contra él. El agente, que formaba parte de una patrulla en servicio de La Zubia, llegó al centro sanitario es estado muy grave sobre las 4 horas y fue sometido a una intervención quirúrgica, pero finalmente no ha podido salvar la vida.

Cinco horas después de los hechos, La Guardia Civil detuvo a un hombre como presunto autor del disparo. Se trata de un hombre de 40 años, natural de Granada, un conocido delincuente con un amplio historial delictivo. En elmomento de su detención conducía una furgoneta robada en la rotonda junto al centro comercial Serrallo Plaza, en la capital granadina. Además, llevaba el arma que arrebató al agente fallecido, según detallaron fuentes cercanas a la investigación.

El detenido, identificado como J.A.M.G., supuestamente acababa de cometer un robo en Las Gabias (Granada) cuando el guardia civil le dio el alto en la localidad de Huétor Vega; allí se encontraba patrullando junto a una compañera en prácticas. Las mismas fuentes indican que el detenido abandonó en la zona una mochila con un subfusil cargado y además arrebató el agente el arma que portaba y se la llevó consigo en su huida.

El operativo para dar con él, en el que participaron numerosos efectivos y otros cuerpos policiales, conllevó el “cierre” y rastreo de las vías de comunicación en buena parte del área metropolitana, hasta dar con el presunto autor.

En las localidades de Huétor Vega y La Zubia, en cuyo puesto de mando trabaja el agente, se han secundado a las 12 horas concentraciones silenciosas en memoria de este agente tras su muerte en acto de servicio. Los mensajes de condolencia también se han sucedido a lo largo de la jornada desde todos los sectores de la sociedad.

Homenaje al fallecido

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, rendirá un homenaje este viernes al guardia civil asesinado y ayer le puso como ejemplo de los miles de trabajadores públicos que hacen su labor “con enorme generosidad” por el bien común de la sociedad.

Grande-Marlaska dirigió estas palabras de recuerdo al agente José Manuel Arcos al comienzo del acto de entrega de condecoraciones a miembros del Ministerio del Interior, que se inició con un minuto de silencio por quien “ha dado su vida por la seguridad de todos”, según ha subrayado el ministro.

En su discurso, destacó la importancia del trabajo de los funcionarios públicos, sin el cual los políticos de primera línea no podrían “llevar a cabo los proyectos que hacen progresar el país”. “Ser servidor público implica una gran responsabilidad, nunca justamente reconocida y por tanto nunca suficientemente agradecida”, alabó el ministro, quien continuó destacando que la realizan “con enorme generosidad”, ya que “significa dar lo mejor por el bien de todos”. “Significa cooperar en lugar de competir, no buscar la proyección o ascenso personal sino el progreso de la sociedad”, insistió.

Grande-Marlaska explicó que el esfuerzo del Ministerio del Interior se encamina a conseguir una sociedad “más justa e igualitaria, más segura y por tanto más libre”. Todo ello logrando “que confíe plenamente en los poderes públicos, orgullosa de sus instituciones y en la que predominen por encima de todo losvalores cívicos que sustentan el sistema democrático”.

Condolencias

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, transmitió “cariño” y “apoyo” a la familia del Guardia Civil fallecido en la madrugada de este lunes y ensalzó, mediante su cuenta de la Twitter, la labor de los integrantes del Instituto Armado que “vela por la seguridad”.

“Mi cariño y apoyo a la mujer, a los dos hijos y a toda la familia de José Manuel, agente asesinado esta madrugada en Huétor Vega. Mi solidaridad con todos sus compañeros y compañeras que cada día arriesgan su vida para velar por nuestra seguridad”, escribió.