El presidente del PP, Pablo Casado (i), arropa al candidato popular a la presidencia de Andalucía, Juanma Moreno.
El presidente del PP, Pablo Casado (i), arropa al candidato popular a la presidencia de Andalucía, Juanma Moreno. / EFE
Publicidad

El candidato del PP-A a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, acusó al PSOE de “activar la campaña del miedo, diciendo que el cambio es incertidumbre”, así como las “fake promesas, que desempolvan en campaña electoral”. Así, pidió a los andaluces “ser rebeldes para decir no voy a aguantar ni un minuto más este socialismo que aplasta mis ilusiones”.

En un acto celebrado en Algeciras (Cádiz) junto al presidente del PP, Pablo Casado, Moreno incidió en que se está “a dos semanas de hacer historia”, y afirmó que la candidata del PSOE se llama “Susana Díaz, de apellido Podemos o de apellido Ciudadanos”, mientras que el apellido del PP es “andaluces”.

Así, el candidato del PP, tras asegurar que las elecciones del 2 de diciembre son “fundamentales para Andalucía”, afirmó que “no pueden ser una elecciones más”, y las planteó como “un referéndum” en el que los andaluces “están en la obligación de contestar si quieren más de 40 años de socialismo o pasar página para un futuro de ilusión, esperanza y progreso”. “No cabe estar cuatro años quejándose, es el momento de actuar”, añadió.

Orgullo popular

Moreno defendió el “orgullo” del PP, señalando que “es difícil de imaginar la historia reciente de España sin el servicio prestado del PP, que ha sacado dos veces al país de la ruina dejada por el PSOE, una viga de contención de las derivas de la izquierda”.

Además, destacó que él tiene a “compañeros de partido detrás, delante, a un lado y a otro”, mientras que “otros —en referencia a Susana Díaz— no pueden decir lo mismo y están en los líos internos y en la hipocresía de mostrar una imagen de unidad en campaña”.

Moreno criticó el “uso partidista” del Consejo de Ministros por parte de Pedro Sánchez para anunciar medidas en plena campaña, como el plan especial de ayudas para el Campo de Gibraltar. No obstante, afirmó que son “difíciles de creer”, al igual que los 15 hospitales prometidos por Susana Díaz, y las calificó de “fake promesas, que se desempolvan en campaña y luego nada”.

Por ello, el candidato del PP reclamó a los andaluces que sean “rebeldes” y que digan que no aguantan “ni un minuto más al PSOE”. En este sentido, defendió que su partido tiene un “equipo preparado” para gobernar, como ya han demostrado muchos alcaldes en Andalucía.