Vista general del monumento del Valle de los Caídos donde se encuentran los restos del dictador Francisco Franco / EFE
Vista general del monumento del Valle de los Caídos donde se encuentran los restos del dictador Francisco Franco / EFE
Publicidad

El Consejo de Ministros de este viernes, primero tras el parón estival, “aprobará la fórmula jurídica para la exhumación” de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, confirmaron ayer fuentes del Palacio de La Moncloa.

La previsión es que se adopte la fórmula de un decreto ley, que requiere la convalidación del Congreso, y que atañerá exclusivamente a la salida de los restos del dictador del monumento.

Es decir, el próximo viernes el Gobierno no aprobará la conversión del Valle de los Caídos en un memorial a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, como defiende el PSOE y aprobó el Congreso de los Diputados en una proposición no de ley en 2017, con la única abstención de ERC y el PP.

En esa iniciativa parlamentaria —con valor político, pero no vinculante— se aprobó ampliar la Ley de Memoria Histórica y se apostaba por llevar a cabo otras medidas, como la exhumación de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, para sacarlo del altar mayor de la basílica y trasladarlo a un lugar “no preeminente” del templo situado junto a El Escorial, dado que él, a diferencia de Francisco Franco, fue ejecutado en el inicio de la Guerra Civil.

El Consejo de Ministros del viernes se limitará a solucionar única y exclusivamente la anomalía que representa, a juicio del Ejecutivo, que el dictador permanezca enterrado en el Valle de los Caídos cuando ni cayó en combate durante la Guerra Civil ni fue represaliado posteriormente, sino que falleció de muerte natural y reteniendo la jefatura del Estado.

La tramitación

Si finalmente el Consejo de Ministros se decanta, como inicialmente está previsto, por la fórmula del decreto ley, se abrirá un plazo de treinta días —a contar desde la publicación del decreto en el Boletín Oficial del Estado—para su convalidación en el Congreso de los Diputados, por lo que la exhumación de Francisco Franco no podría llevarse a cabo en ninguno caso antes de finales del mes de septiembre. En la Cámara Baja no se esperan obstáculos a la aprobación del decreto ley, teniendo en cuenta que la exhumación de Franco logró el aval de la mayoría de la Cámara Baja en la citada proposición no de ley del 11 de mayo de 2017.

Una vez obtenido el visto bueno del Congreso de los Diputados, el control de constitucionalidad sobre los decretos leyes compete al Tribunal Constitucional.
Al tratarse de un acto del Estado con fuerza del ley, los actores legitimados para interponer recurso ante el tribunal serían, en este caso, el Defensor del Pueblo o un mínimo de 50 diputados y 50 senadores, pero no directamente la familia de Franco, con la que el Gobierno no consiguió llegar a un acuerdo sobre la exhumación de los restos de dictador.

Desde la oposición

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, criticó en el día de ayer que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “no está planteando una solución global” al “problema” del Valle de los Caídos más allá de la decisión de exhumar al dictador Franco y reivindicó que se reconvierta el conjunto en un “espacio de reconciliación”.

Arrimadas, sin concretar si Ciudadanos apoyará en el Congreso el decreto que tiene previsto aprobar el Gobierno para avalar la exhumación de los restos del dictador, insistía en la importancia de esas medidas más amplias: “En la solución técnica de reconversión del Valle de los Caídos en un espacio de reconciliación, estamos de acuerdo”, aseguró.
Por su parte, El presidente del PP, Pablo Casado, ante el anuncio de que el Consejo de Ministros aprobará este viernes la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, manifestó que “reabrir viejas heridas no conducen a nada”.

A preguntas de los periodistas tras una visita en Melilla, Pablo Casado dijo que él prefiere “mirar al futuro y en lo que tiene que pasar en España en los próximos 40 años y no en lo que ocurrió hace 40 años”.El máximo responsable popular destacó que “la transición española fue ejemplar, fue un paso histórico que dimos para que todos cupiéramos en un sistema constitucional y democrático” y, por tanto, “reabrir viejas heridas no conducen a nada”.

FuenteEuropa Press
Compartir