Mas pone el lunes como fecha límite para un pacto con la CUP

El presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña convocará elecciones el próximo 11 de enero si la formación anticapitalista decide finalmente no investirlo en el Parlament

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, afirmó que el próximo lunes será el día en que legalmente deberá convocar elecciones, por lo que habría tiempo hasta el domingo para una investidura, pero JxSí “ya no puede hacer más ofrecimientos”, y si hay elecciones serían casi con toda probabilidad el 6 de marzo. Según Mas, la CUP rechazó un acuerdo pese a tres meses de intensas negociaciones y a que JxSí ha tenido “más paciencia que la que tuvo Job”, dijo ayer en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consell Executiu de su gobierno.

El presidente de la Generalitat de Cataluña en funciones afirmó, en este mismo sentido que habría un margen de acuerdo con la CUP hasta el domingo 10 para llegar a un acuerdo de investidura, pero avisó de que no renunciará a ser candidato a la Presidencia: “No habrá nuevos ofrecimientos”.

“El lunes 11 firmaré el decreto de convocatoria de las nuevas elecciones (…) Hasta el domingo hay tiempo para que haya investidura. Pero quiero dejar muy clara una cosa: se han hecho tantos ofrecimientos que queda claro que no podemos hacer más”, explicó. Mas insistió en que los 10 diputados de la CUP no pueden imponer el candidato a los 62 diputados de JxSí y dijo que está en manos de los anticapitalistas evitar que haya comicios avanzados: “Yo firmaré el decreto, pero preferiría no firmarlo”.

“Por dignidad, la Presidencia de la Generalitat no es una subasta de pescado”, dijo, pero aun así se mostró dispuesto a que haya un acuerdo esta semana. Mas criticó al 50% de los militantes de la CUP que en la asamblea votaron en contra de hacerle presidente y confesó que su obsesión ha sido siempre aglutinar a personas muy diversas, que entre ellas están las clases medias, y que no ser inclusivos acabará “enterrando” el proceso separatista.

“Que no nos vengan con historias. Lo que pretenden es excluir, confrontar el papel de unos y de otros. No han entendido nada: el proyecto tiene que incluir a los que creen en él. No se puede poner cruces a unos y a otros”, lamentó el presidente en funciones. Asimismo, les recordó que no se puede aspirar a hacer “hiperrevoluciones con diez diputados de superizquierdas”, y consideró que fue un error suyo y de JxSí el confiar en el sentido de país de la CUP, que considera que han incumplido por no aceptar su propuesta.

Mas repasó el listado de oferta que JxSí ha hecho a la CUP: la declaración de independencia; crear tres grandes vicepresidencias; la elaboración de una constitución catalana y un plan de choque social “ambicioso”, y lamentó que todo esto no haya servido para seducir a los anticapitalistas. En caso de elecciones en marzo, Mas evitó aclarar dos puntos clave: si optará a ser candidato y si repetirá otra coalición.

FuenteEuropa Press 
Compartir