Mas impulsará una nueva plataforma política para empezar a refundar CDC

El expresidente de la Generalitat aspira a “representar el centro amplio de Cataluña”

1

El expresidente de la Generalitat y presidente de CDC, Artur Mas, anunció ayer que impulsará una plataforma de independientes para “conseguir grandes mayorías y representar el centro amplio de Cataluña”, con el espíritu de la Casa Gran del Catalanisme —impulsada hace años— y con el objetivo de iniciar la refundación del partido. En el Consell Nacional del partido en Bellaterra (Cerdanyola del Vallès), aseguró que difícilmente se puede representar el centro de Cataluña “si no se deja que la sociedad pueda intervenir en el modelo del partido”, e invitó a la sociedad catalana a ayudar a configurar esta nueva plataforma con ideas y talento que permitan articular un partido al servicio del futuro de Cataluña.

“Dentro de CDC, contad conmigo en lo que pueda ser de ayuda, pero yo al mismo tiempo articularé esta nueva plataforma con gente que no sea de CDC con aquel espíritu de la Casa Gran. Asimismo, Mas explicó que el objetivo de su propuestas es crear lo que ha calificado de una nueva síntesis, que les permita ampliar la base del partido político.

Mas subrayó que la tarea principal de CDC deberá ser la de ensanchar la base soberanista hasta lograr un apoyo de más del 50% de los catalanes, e influir de forma importante en la construcción de una futura Cataluña independiente a través de un peso “mayoritario” en la redacción de una eventual constitución catalana. En este sentido alertó de que el papel de la formación será clave porque la ve como el único proyecto con cuerpo en Cataluña, y de que los partidos que van contra el independentismo quieren “una Cataluña residual sin poder, que trabaje, que pague impuestos, que no se queje, que haga folclore y no cultura, y que tenga un dialecto en vez de una lengua”.

“Tampoco se puede dejar el poder a la izquierda adoctrinadora y populista. Su modelo de sociedad no convertiría a Cataluña en un país próspero ni justo”, avisó, e insistió en que ni el unionismo de derechas y de izquierdas ni la izquierda adoctrinadora deben marcar el futuro de la sociedad catalana, según sus palabras.

Mas explicó que CDC quiere presentar un proyecto desde el centro político que apueste por una Cataluña más “justa, próspera, culta, como un lugar para el talento, con iniciativa, creatividad, solidaridad, garante de los derechos, pero flexible y porosa para no anular sus capacidades y energía”, y alertó de que un país enquilosado siempre tiene intereses contrapuestos.

El expresidente aseguró que dar un paso al lado para permitir la investidura de Puigdemont fue “un acierto muy grande”.