Maroto admite “cierta ralentización” en los indicadores del turismo

La ministra destaca que el sector sigue creciendo, aunque lo hará de forma más moderada

23
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, imparte una conferencia en Canarias
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. / Efe
Publicidad

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, reconoció ayer “cierta ralentización” de algunos indicadores turísticos y destacó que el sector, aunque de forma más moderada, sigue creciendo.

“España es una potencia turística, debemos felicitarnos por ello y presumir de nuestra fortaleza. Sin embargo, no podemos ocultar que se está produciendo una cierta ralentización de algunos indicadores, especialmente en el número de visitantes y en las pernoctaciones”, dijo.

Durante una conferencia en Las Palmas de Gran Canaria organizada por el grupo Prensa Ibérica, la ministra resaltó la necesidad de tomar medidas para garantizar la competitividad de la industria turística. “Una competitividad (continuó), que no podemos entender si no se basa en la calidad”.

En este sentido, Maroto destacó los retos que el sector tiene que afrontar en un futuro inmediato, como el brexit (con la posibilidad de que no se produzca un acuerdo entre Reino Unido y Unión Europea) y sus consecuencias para la industria turística.

Asimismo, hizo especial hincapié en las fortalezas del país, que en 2017 fue el segundo del mundo en gasto turístico y en recepción de turistas internacionales. “Es un sector que, aunque de forma más moderada, sigue creciendo en 2018 y, por lo tanto, seguimos teniendo buenas perspectivas”, aseguró.

“Lo digo (añadió) porque, ante la ralentización de los flujos parece que estamos ante una catástrofe. Los datos que tenemos de los últimos siete meses es que los flujos turísticos han superado los 47 millones de visitantes, el dato más alto de la historia de los flujos”.

Maroto entendió aquí que también hay un “muy buen dato” del gasto turístico, que está aumentando al 3%, al tiempo que comentó que el Gobierno tiene el compromiso de trabajar en una estrategia de política turística basada en la calidad, diversificación de destinos y de productos.

Por otro lado, la ministra se refirió a otros indicadores en los que es necesario trabajar porque hay capacidad de mejora, entre ellos en la relación competitividad-precio, donde España está en la posición 98; en entorno empresarial y regulatorio en el puesto 75; y en recursos humanos y mercado laboral el 34 de 136 países que analiza el Índice de Competitividad Turística del Foro Económico Mundial.

“Tenemos una posición de liderazgo desde el punto de vista de la competitividad pero tenemos mucho que hacer desde el punto de vista de estos indicadores que nos animan a seguir trabajando con el sector”, concluyó.