El presidente de la Academia de Cine en funciones, Mariano Barroso.
El presidente de la Academia de Cine en funciones, Mariano Barroso. / e.p.
Publicidad

El presidente en funciones de la Academia de Cine y único candidato a las elecciones a la institución, que se celebrarán hoy, plantea tender puentes con las nuevas plataformas de televisión como HBO, Netflix o Movistar +.

“Hay que pensar cuál es la relación de la Academia de Cine con quienes trabajan allí”, afirmó Barroso durante una entrevista con motivo de estos comicios, en la que destacó el “escenario cambiante” a la que tiene que adaptarse la Academia, en el que destaca la aparición de las nuevas plataformas.

Según señaló, su propuesta para sustituir a Yvonne Blake al frente de la Academia es continuista en algunos aspectos, aunque también “renovadora”, porque ve necesario “ir más allá” y adecuarse a los acontecimientos que se suceden “a velocidad de vértigo” respecto a la producción y la exhibición.

“Las nuevas plataformas de televisión, que hasta ahora no existían, están creando una cantidad ingente de trabajo”, aseguró Barroso en referencia a un escenario que desde hace un tiempo “está transformando todo”. “No es cine, es televisión, pero no deja de ser ficción filmada”, manifestó Barroso.

Recientemente, el director de ficción original de Movistar+, Domingo Corral, expresó durante la Jornada ‘Las plataformas digitales y su influencia en la industria audiovisual’ su deseo de que las series puedan tener también su hueco en los Premios Goya puesto que, a su juicio, son “una plataforma de promoción de las películas increíble”.

Barroso insiste en que su intención es “legitimar” el cine español “ante la opinión pública”, conseguir que la Academia sea un “influyente portavoz” del sector y reivindicar la “dignidad” de la industria porque, tal y como ha destacado, “el cine español no solo no vive del Estado sino que genera riqueza”.

Además, desea que la Academia de Cine sea “el lugar de encuentro de todo el cine español” porque su “misión” es “acoger a todos los cineastas de todas las escalas”. “Desde Bayona, hasta Jaime Rosales o Carla Simón”, apuntó, quien pretende continuar la tendencia de Blake, de quien era vicepresidente segundo, de atraer a nuevos profesionales del cine.

En cuanto a la presencia del cine español en los festivales de cine, Barroso indicó que “una de las misiones” que asume la Academia es transmitir que hay “varios tipos de mantra” sobre la ausencia de películas nacionales, y recalca que en la pasada edición del Festival de Cannes hubo cinco producciones españolas.

“Aunque el cine español no está al nivel cuantitativo de Estados Unidos, es una de las cinematografías más importantes”, sostuvo el también director de la producción de Movistar+ ‘El día de mañana’.

En este sentido, señaló que el dinero que se gasta el Estado son 30 millones de euros, mientras que las películas estadounidenses tienen un presupuesto medio de 70 millones de dólares por película y estudio, y en Francia el Estado destina alrededor de 600 millones de euros. “Si valoras los componentes sale una conclusión diferente”, dijo para defender que “el cine español recauda 600 millones de euros al año”. “Hay que ser justos”, sentenció.

Igualdad

Preguntado por los objetivos de la Academia de Cine en materia de igualdad, su presidente en funciones señaló que para la institución es una prioridad y una cuestión “fundamental” la “igualdad de trato, de salario y de oportunidades” de la mujer en la industria, algo que se materializará a partir de hoy con las propuestas de los miembros.

En cuanto al escándalo del taquillazo, que afectaron al expresidente de la Academia Enrique González Macho así como a otros profesionales de la industria, Barroso reconoció que “no le hace bien” a la institución aunque niega que pese en la Academia porque apenas supone un mínimo porcentaje de la realidad.

La próxima edición de los Premios Goya, la número 33, contará con un presentador y una presentadora relacionados con el mundo del cine, según avanzó Barroso, quien adelantó que la Academia firmará un acuerdo para cerrar los detalles de la que será, según sus palabras, “una gran gala”.

Barroso indicó que con este acuerdo se cerrará el nombre del productor, director y presentadores, un hombre y una mujer, así como el “concepto de la gala”.