El escritor Marcos Chicot cree que para enganchar a los lectores hay que hacer que se vinculen con los personajes.
El escritor Marcos Chicot cree que para enganchar a los lectores hay que hacer que se vinculen con los personajes. / e.p.
Publicidad

El escritor Marcos Chicot, finalista del Premio Planeta 2016 con su novela ‘El asesinato de Sócrates’, prevé que tardará “aproximadamente” un año y medio en terminar de escribir su nueva novela, que tratará sobre la vida de Platón. Por ello, avanzó que “lo ideal” sería la Navidad del 2019, aunque matizó que posiblemente el plazo se alargará más.

Chicot concretó que tras dos años de trabajo ya ha acabado con el proceso de documentación para su nueva novela y que está escribiendo el prólogo y los primeros capítulos “después de varios inicios” y reescrituras. En este sentido, explicó que “la descripción está, las fichas de personajes están también y la trama, con bastante nivel de detalle”.

Intriga

Así lo dijo en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, con motivo de su presencia en sus Cursos de Verano impartiendo el taller ‘La historia detrás de mis novelas’.

En este encuentro con los medios, afirmó que está “bastante seguro y bastante contento” del resultado de lo que cree que “puede conseguirse” con su novela, aunque tiene la “intriga” de lo que vaya a suceder.

“La historia me motiva mucho porque el proyecto, mi planteamiento inicial, fue ‘voy a ver si soy capaz de mostrar toda la época Clásica en tres novelas que tengan los tres niveles que digo siempre’”, en referencia a ‘El asesinato de Sócrates’, a esta segunda sobre Platón y a la tercera que quiere escribir sobre Aristóteles, así como a los niveles relacionados con la ficción, lo histórico y lo filosófico.

De esta forma, el escritor no quiso definir estas tres novelas como una trilogía porque cada una es o va a ser “autoconclusiva”, al tiempo que expresó que no empieza a escribir hasta no estar muy seguro de que tiene la trama “muy detallada”. Al respecto, concretó que la trama de su nuevo proyecto sobre Platón “tiene bastante extensión”, en torno a unas 250 páginas.

Chicot, autor de ‘El asesinato de Pitágoras’ o ‘La hermandad’, también aseguró que le “importa sobre todo llegar el cerebro de los lectores”. Para conseguirlo cree que “hay que llegar a su corazón, hay que hacerles disfrutar, sentir, hay que hacerles emocionarse, que quieran seguir leyendo porque están completamente vinculados con los temas de la novela y, sobre todo, con los personajes”.

“Y, además, tienen que estar intrigados”, remarcó. Hay que tramar de forma que el lector necesite seguir leyendo en todo momento “o eso es lo que yo pretendo”, con la intención de “compartir esos temas que me importan” y para difundir, “para que se aprenda, para que se disfrute aprendiendo, pero sin realizar ningún esfuerzo”, manifestó.

Aprendizaje

En este sentido, Chicot opina que para no realizar “ningún esfuerzo”, lo que se aprende tiene que estar convertido en elemento de la trama, de manera que el lector “no se esté dando cuenta, no sea consciente de que está aprendido” porque “simplemente está viviendo historias a través de los personajes”.

“Creo que el valor que puedan tener mis novelas, si es que tiene alguno, es precisamente que realmente estás aprendiendo con ellas, y porque mi planteamiento no es el habitual en una novela histórica, que es utilizar lo histórico con el fin de entretener, para hacer un decorado, para enmarcar una historia que quieres contar o con la que quieres emocionar”, expresó.

Por el contrario, el autor tiene el objetivo de que la parte histórica del “gran personaje que siempre vertebra mis novelas, ese gran maestro en lo intelectual, en lo moral”, es que sea “muy rigurosa y muy completa”.

Chicot también aseguró que sus novelas “son como largas cartas” que escribe a los lectores, en comparación con los escritores que afirman que escriben para sí mismos “y les da un poco igual la reacción de los lectores o es un tema separado”.

“Yo escribo para mis lectores. El primer lector soy yo, es decir, escribo para estar plenamente satisfecho”, proclamó el finalista del Premio Planeta, quien, finalmente, defendió que como escribe para los lectores, quiere saber cuál es su reacción.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir