Reporteros sin Fronteras sitúa a España en el puesto 29 de la clasificación mundial sobre libertad de prensa.
Reporteros sin Fronteras sitúa a España en el puesto 29 de la clasificación mundial sobre libertad de prensa. / E.P.
Publicidad

Las presiones de los poderes, los intentos de control, los vetos a coberturas informativas, el ataque y acoso a periodistas, la precariedad laboral o la conocida como ‘ley mordaza’ son algunas de las principales amenazas que contribuyen al deterioro de la libertad de prensa en España.

Ayer, 3 de mayo, se celebró el Día Mundial de la Libertad de Prensa y las organizaciones periodísticas hicieron un llamamiento a movilizarse en defensa de las libertades, el periodismo y el derecho a la información de la ciudadanía.

España ocupa el puesto 29 en la clasificación mundial de la libertad de prensa, que elabora cada año Reporteros sin Fronteras (RSF) y que en 2018 encabezan Noruega, Finlandia y Suecia. Por la cola, los peores lugares para ejercer el periodismo son Turkmenistán, Corea del Norte, Eritrea y China.

Medidas urgentes

Para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la sección española de RSF realizó en la tarde de ayer un programa especial retransmitido en directo por Radio 5 Todo Noticias que analizó la situación del periodismo en diversas zonas del mundo.

Cada vez son más países en los que ejercer el periodismo supone un riesgo y donde las declaraciones de los líderes contra los medios han desembocado en un incremento de la violencia hacia los reporteros, denuncia la organización.

En España, la reciente campaña electoral con el veto a periodistas en diversos actos de Vox o la petición de este partido de cerrar televisiones ha demostrado que la libertad de prensa está amenazada.

Así lo han denunciado a Efe la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), la Asociación de la Prensa (APM) y UGT, que ante este tipo de censura apuestan por “hacer periodismo por encima de todo”.

Y reclaman al futuro Gobierno medidas urgentes para afrontar los problemas del sector, en el que, según alertan, la extrema polarización de la política catalana ha impedido el libre ejercicio del periodismo y ha convertido a los informadores en una de las principales víctimas.

Desde UGT, el coordinador de medios de comunicación del sindicato, Mariano Rivero, mostró su preocupación por el acoso a los periodistas en las redes, la falta de una ley que proteja aún más el secreto profesional, el veto de los políticos a informadores y medios o la petición de que se cierren medios públicos y privados.

Asimismo, Rivero alertó de que la precariedad laboral y la brecha salarial entre hombres y mujeres afectan a un correcto desarrollo de la profesión.

Desde Amnistía Internacional-Madrid, que consideran imprescindible la libertad de prensa para la construcción de una sociedad justa, han organizado para hoy un torneo de poetas —bajo el nombre ‘Slam Poetry’— en el que cada participante dispondrá de tres minutos para recitar o rapear sobre algún tema referente a la libertad de expresión o prensa.