Conseguir liderar la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid supone jugar con una pieza clave por ser considerada como la ‘joya’ de la corona territorial. / EFE
Publicidad

Los 12 nuevos parlamentos autonómicos elegidos en las elecciones del 26 de mayo empezarán a constituirse mañana, y se pondrá así en marcha la cuenta atrás en cada caso para formar gobierno, con la posibilidad de que se repitan los comicios si nadie logra la mayoría suficiente.

Buena parte de estos parlamentos se conformarán sin saber quién va a ser el próximo presidente de la Comunidad, con la excepción de Extremadura y Castilla-La Mancha, donde el PSOE ganó las elecciones por mayoría absoluta. Las negociaciones están abiertas y las que deben servir para pactar un Gobierno autonómico se cruzan con las de ámbito municipal, porque los ayuntamientos se constituyen sábado y en ese mismo pleno serán elegidos ya todos los alcaldes, por mayoría absoluta o simple.

Las negociaciones autonómicas también se ven influidas por la política nacional, porque el socialista Pedro Sánchez tiene a su vez que buscar los apoyos que va a necesitar para ser elegido presidente del Gobierno.

Madrid y Murcia

Los más madrugadores son los parlamentos de Madrid y Murcia, mañana, 16 días después de las elecciones. En ambas comunidades están abiertas las negociaciones para presidir ambas asambleas como también para formar gobierno, con PP, Ciudadanos y Vox como actores principales.

Otro bloque de asambleas esperará una semana más. En concreto, la asamblea de Extremadura se conformará el 18 de junio y los parlamentos de Castilla-La Mancha y de Navarra, al día siguiente, el 19

Los dos primeros pondrán fecha sin problema a la investidura, respectivamente, de Guillermo Fernández Vara, y de Emiliano García-Page, porque ambos socialistas han logrado mayoría absoluta. Más compleja es la situación en Navarra, donde las negociaciones podrían prolongarse semanas ante la victoria de Navarra Suma, la intención del PSN de intentar una alternativa con Geroa Bai, Podemos e I-E y las dudas del PSOE sobre este pacto.

Un día después, el 20, es la fecha de constitución en Aragón, La Rioja y Cantabria, mientras que las Cortes de Castilla y León lo harán el día 21 de junio.

Baleares y Cantabria

Sólo está clara la presidencia en Cantabria para el regionalista Miguel Ángel Revilla, mediante acuerdo con el PSOE, aunque también es bastante segura la del Gobierno de La Rioja para el PSOE. En Aragón y Castilla y León, socialistas y populares dependen fundamentalmente de Ciudadanos y, por el momento, las conversaciones no han hecho más que empezar.

Quedan otros dos parlamentos que apuran los plazos y han dejado la sesión constitutiva para final de mes: Asturias lo hará el 24 de junio y Canarias el 25. El primero elegirá sin dificultades a un presidente socialista pero en las islas la situación es compleja: el PSOE ganó las elecciones, pero busca pactos con varias fuerzas para gobernar sin contar con Coalición Canaria, partido que ha presidido siempre el Ejecutivo autonómico.

Sólo falta por fijar fecha el parlamento balear, que tiene que hacerlo como tarde el 25 de junio, porque su normativa obliga a celebrar ese pleno en los 30 días siguientes a las elecciones.

Dos meses

En la sesión constitutiva, cada parlamento elige ya al que será su presidente y al resto de miembros de la Mesa que dirige el legislativo. Estas votaciones obligan ya a una negociación entre los partidos políticos y pueden ser un termómetro de qué pasará después en la formación de gobierno.

Los nuevos parlamentos ya en funcionamiento tienen como primera tarea elegir al presidente de la Comunidad. Cada legislación autonómica establece sus propios plazos, cuándo se celebra la primera votación, cuándo las siguientes y qué mayorías se exigen. En general, el plazo para decidir quién encabezará el gobierno es de dos meses una vez que el proceso se ha puesto en marcha, aunque son tres meses en el caso de Navarra.

Si nadie lo consigue, se disuelve el parlamento y se convocan de nuevo elecciones.