La madre del menor desaparecido cree que le han secuestrado.
La madre del menor desaparecido cree que le han secuestrado. / EFE
Publicidad

Los padres del niño de ocho años desaparecido el pasado martes en el municipio almeriense de Las Hortichuelas en Níjar aseguraron este jueves que el menor conoce la zona porque la visita “desde que nació” si bien habitualmente “no se va al monte o por ahí él solo”.

Gabriel Cruz, el menor desaparecido en Níjar, en la imagen que se está difundiendo para poder encontrarle.
Gabriel Cruz, el menor desaparecido en Níjar, en la imagen que se está difundiendo para poder encontrarle. / EFE

“Estamos preocupados y esperando a que esto pase”, manifestó ante los medios de comunicación la madre del menor, quien aseguró, entre lágrimas, que el niño “no se ha podido despistar” y que cuando sale de casa suele volver “a los diez minutos” para decir que “está bien o coger una manzana, y se vuelve a ir”.

Así, señaló que el camino que suele recorrer para ir desde la casa de su abuela hasta la casa de sus primos “lo hace corriendo y en 30 segundos”, por lo que no se explican que en un trayecto tan corto se le haya perdido el rastro. “Siempre hemos venido a esta casa en fines de semana y vacaciones, en periodos que le toca conmigo, yo siempre cojo mis vacaciones con él y se queda a veces con mi madre. Gabriel conoce la zona bien”, añadió el padre del menor.

Ante esto, el padre expresó sus “suposiciones” sobre una posible desaparición forzosa “porque el trozo de camino es muy corto” y cree que su hijo “no se va a ir para la montaña” él solo, aunque reconoció que “no es algo que oficialmente hayan confirmado” los investigadores, con lo que apoya la búsqueda para encontrar pistas.

La madre, quien insistió en que su hijo “no es un niño que haga locuras y es muy obediente”, confirmó además que, aunque los progenitores se encuentran separados desde hace años, la relación existente entre ellos es “excelente” y que están “unidos” en la búsqueda del menor, por lo que ha pedido que cualquier persona que pueda aportar alguna pista se ponga en contacto con la Guardia Civil.

En esta línea, aseguró que los agentes y el resto de equipos de emergencias están “volcados” en la búsqueda del pequeño, quien llevaba un pantalón negro de chándal con listas laterales blancas y una chaqueta roja con una camiseta blanca debajo cuando desapareció.

No lanzar bulos

Los progenitores del menor pidieron ante los medios que “no se lancen bulos” que podrían entorpecer la investigación al tiempo que recordaron que “la mejor manera” de ayudar es “distribuir el cartel con la foto para que se sepa lo que llevaba puesto”. “Nos están llamando gente y videntes. Entiendo las ganas de ayudar, pero que no llamen y dejen la línea libre”, rogó la madre del pequeño.

Con esto, los padres se mostraron esperanzados en que el menor aparezca ya que no tienen constancia de casos similares en este núcleo costero, más despoblado en el invierno. “Voluntariamente no se ha ido a una montaña ni nada, no se va solo”, mantuvieron ambos progenitores.

El teléfono al que pueden llamar aquellas personas que puedan aportar alguna pista sobre el paradero del menor pueden ponerse en contacto con el teléfono 116000 así como al teléfono de la Guardia Civil o 112.

Líneas de investigación

Por otro lado, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, mostró ayer su confianza en la línea de investigación abierta por la Policía Judicial de la Guardia Civil para analizar las circunstancias de la desaparición del menor.

El delegado del Gobierno señaló que desde el martes por la noche se trabaja en dos líneas de actuación. Por un lado, el dispositivo de búsqueda está conformado por Guardia Civil, Policía Local, Unidad Adscrita a la Junta del Cuerpo Nacional de Policía, Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), Grupo de Emergencias Andalucía (GREA), Centro Operativo Provincial (COP) de Infoca, Agentes de Medio Ambiente y Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil de la zona, “el máximo despliegue con la esperanza de tener resultados positivos”.

De otro lado, la Policía Judicial de la Guardia Civil lleva a cabo la investigación para analizar las circunstancias y se barajan diferentes hipótesis, de las que “no descartamos ninguna”. Sanz explicó que hay abiertas varias investigaciones con el fin de ayudar a resolver “este importante hecho que tiene impactado a la sociedad”. “Trabajamos al máximo nivel para dar a la familia resultados satisfactorios”, confió el delegado.

Sobre la posibilidad que apuntan los padres de que haya sido secuestrado, aseguró que “todos estamos cerca de la familia y deseamos una noticia positiva”. “El menor se movía por allí habitualmente y la familia bajo el impacto de la situación establece unas circunstancias”, manifestó Sanz, que aseguró que “no es lógico establecer que pasó ni las líneas de investigación”.