Los trabajos de rescate de Julen se extendieron durante 13 días.
Los trabajos de rescate de Julen se extendieron durante 13 días. / E.P.
Publicidad

El equipo forense que realiza la autopsia a Julen, el niño de dos años que fue localizado sin vida en un pozo 13 días después de caer en él, ha pedido información sobre el pozo y el rescate y extracción del pequeño para aclarar la manera en la que se produjeron las lesiones que presentaba el menor.

Así, fuentes judiciales indicaron que se ha solicitado en concreto datos sobre antecedentes del hecho, las características del pozo en el que cayó el niño y las actuaciones para extraer al niño que pudieran haber afectado al cuerpo.

Los forenses solicitaron dicha información para clarificar y valorar el posible mecanismo por el que se produjeron las lesiones del niño. Estos profesionales ya han recibido los informes complementarios de toxicología y ahora se le ha remitido los datos solicitados.

Julen cayó el domingo 13 de enero a un pozo de tan sólo 25 centímetros de diámetro y de algo más de 70 metros de profundidad. Su cuerpo fue encontrado a las 1.25 horas de la madrugada del sábado 26 de enero por los equipos de rescate que lo buscaban desde el momento del suceso; y a las 3.29 horas se logró subirlo a la superficie.

Los forenses realizaron la autopsia el día siguiente y presentaron entonces un documento preliminar, en el que se señalaba, además de un traumatismo craneoencefálico severo como causa de la muerte, que el pequeño presentaba heridas en la zona temporal izquierda y fronto temporal, así como lesiones post-morten.

Asimismo, en el estudio del cuerpo del pequeño se encontraron restos de tierra en el estómago y el esófago. Ahora, los médicos forenses están elaborando el informe definitivo de autopsia, que deberá ser remitido al Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, que es el que lleva la causa.

Ayer concluyeron las declaraciones previstas por el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga que lleva el caso con las comparecencias de guardias civiles especialistas y los que estuvieron en los primeros momentos; así como del ingeniero Ángel García Vidal, que estuvo al frente de las obras para localizar y rescatar al niño.

Así, García Vidal explicó a los periodistas a la salida que se le preguntó por detalles de la actuación del equipo técnico, que llegó un día después de la caída. Y sobre la posible procedencia de la tierra que había tanto debajo del niño como del tapón sobre él, según las primeras investigaciones, se habría formado en la propia caída.

También se le preguntaron “cuestiones generales”, dijo, sobre cómo se sellan los pozos y si es normal que haya muchos sin sellar, apuntando que “desgraciadamente es habitual encontrarlos así”. García Vidal indicó que cuando se hacen sondeos de este tipo sin agua hay que taparlos incluso con el mismo material que has sacado”.

Qué ocurrió

El ingeniero señaló que siguen “interiormente muy satisfechos y orgullosos del trabajo que tantísimas personas hicieron allí en tan poco tiempo”. Además, indicó que se ha ratificado que se presentó un informe “puramente técnico” en el que se realiza una especie de cronología diaria de las acciones que se fueron llevando a cabo y los problemas que se encontraron en el terreno.

Por su parte, la abogada de la acusación particular, Antonia Barba, que representa a los padres de Julen, señaló que “con el contenido de las declaraciones que ya se han practicado hay elementos suficientes como para poder hacernos una idea de cómo estaba aquello y de qué ha sido lo que ha pasado” y dijo que hasta que no esté el informe completo de autopsia no se va a solicitar nada más.

El abogado Juan Martínez, que defiende al dueño de la finca donde está el pozo, investigado en esta causa, dijo que la declaración de García Vidal fue “muy técnica” y que los agentes se ratificaron en sus atestados, señalando que no se ha hecho referencia a la piqueta que, según un informe presentado por la defensa, podría haber intervenido en las heridas que tenía el niño.

A raíz de dicho informe, en el que se apuntaba a que la muerte del pequeño “se pudo producir durante las labores de rescate”, la defensa de David Serrano solicitó varias declaraciones.