La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección, Susana Díaz.
La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección, Susana Díaz. / EFE
Publicidad

Los cuatro principales candidatos a presidir la Junta de Andalucía para los próximos cuatro años, quemaron ayer sus últimos cartuchos con sus mítines de cierre de campaña antes de la jornada de reflexión que tendrá lugar hoy, previa a la jornada de votación de mañana.

La capital andaluza, Sevilla, fue el lugar elegido para culminar la campaña por la actual presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz.

Asimismo, la capital hispalense fue el escenario escogido por el candidato popular, Juanma Moreno, quien estuvo arropado por el presidente nacional de la formación, Pablo Casado. Igualmente, el aspirante de Ciudadanos, Juan Marín, recibió el respaldo de su presidente nacional, Albert Rivera, en un acto en el Parque de los Príncipes que también contó con la presencia de la secretaria general del partido y líder en Cataluña, Inés Arrimadas.

La única que cambió de ubicación fue Teresa Rodríguez, candidata de la confluencia Adelante Andalucía. En su caso, también arropada por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, escogió la localidad malagueña de Torremolinos para escenificar su acto de cierre de campaña.

Reclamaciones

Así, la candidata a la reelección, Susana Díaz, manifestó que en las elecciones autonómicas de mañana, Andalucía se juega seguir avanzando desde la estabilidad, las políticas progresistas y la igualdad que garantiza el PSOE-A, o “retroceder” con una “triple alianza” de la derecha y la extrema derecha, que plantea un paso atrás, “mutilar” la autonomía y recortar derechos.

Por su parte, el líder del PP-A, Juanma Moreno, expresó su “intención de presentarse a la investidura” para convertirse en jefe del Ejecutivo andaluz si cuenta con una “mayoría” para ello. “Después veremos quién nos apoya”, apostilló.

De otro lado, el candidato naranja, Juan Marín, defendió que su partido tendría “legítimamente la fuerza moral para poder liderar el cambio político” en Andalucía sumando sus fuerzas con el PP-A incluso aunque no supere a los populares en número de escaños.

Finalmente, la candidata de Adelante a presidir la Junta, Teresa Rodríguez, se mostró convencida de que “la derecha no va a tener mayoría suficiente” para gobernar “siempre y cuando no haya una alianza de nuevo con el PSOE-A”.