Manifestación
Imagen de archivo de una de las protestas que se generaron tras la sentencia a los miembros de ‘La manada’./ Europa press
Publicidad

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra dictó ayer la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros para los cinco miembros de ‘La Manada’ condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual en los Sanfermines de 2016.

En concreto, en un auto que previsiblemente se conocerá hoy viernes, el tribunal acuerda que los cinco condenados puedan eludir la prisión provisional con una fianza de 6.000 euros.
Además, el tribunal impone a los condenados la obligación de comparecer los lunes, miércoles y viernes en el juzgado de guardia de su localidad.

También les impone la prohibición de entrar en la Comunidad de Madrid, la prohibición de comunicación con la víctima, la retirada del pasaporte, y la prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial.

El auto cuenta con un voto particular discrepante, el del presidente del tribunal, quien aboga por prorrogar la prisión provisional de manera incondicional.

Reacciones

El Gobierno de Navarra, que ejerce la acusación popular en el caso de ‘La Manada’, ha anunciado que presentará un recurso a la decisión de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra de dictar libertad provisional bajo fianza para los cinco condenados por abuso sexual en los Sanfermines de 2019.

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, afirmó que el Ejecutivo está trabajando ya en este recurso. “Nuestros servicios jurídicos ya se opusieron a la petición de libertad, dada la gravedad que tiene el delito”, señaló.

“Los servicios jurídicos del Gobierno de Navarra sostienen además que la calificación del delito de abuso sexual recogida en la sentencia no es para nada acorde con lo ocurrido aquel fatídico 7 de julio y mantenemos por ello la petición de penas por agresión sexual”, señaló María Solana.

Además, la portavoz del Gobierno expresó su “protesta más absoluta”. “No consideramos de recibo que las partes, y más todavía la propia víctima, hayamos conocido a través de los medios de comunicación un auto que creemos que reincide en el empeño de divorciar la justicia de la sociedad”, dijo.

Por otro lado, expertos en Derecho Penal y Penitenciario sostienen que el dictamen de la Audiencia de Navarra que decretó la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros para los cinco miembros de ‘La Manada’ (condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual en los Sanfermines de 2016) se ajusta a Derecho, pero avisan de que va a generar una “alarma importante” en la sociedad.

Tras conocerse la decisión del tribunal, el experto en Derecho Penitenciario Carlos García Castaño explicó que el juez “puede optar por una situación u otra porque la ley le permite hacerlo”, y añadió que “la situación normal, mientras no haya sentencia firme, es la libertad provisional”.

Prisión preventiva

En este sentido, García Castaño detalló que la prisión preventiva se decreta por “una serie de motivos que dice la ley como son el riesgo de fuga, el de ocultamiento de pruebas, reiteración de hecho delictivo”.

De este modo, el experto jurista señaló que, antes de la celebración del juicio contra los cinco miembros de ‘La Manada’, la Audiencia de Navarra entendía “que había todo eso y se decretó prisión”. “Desde el punto de vista teórico de la legalidad o no de la resolución puede considerarse legal. Otra cosa es la oportunidad de la misma, si es oportuna o no lo es”, subrayó.

“Tal y como reaccionó España ante la sentencia, esto va a generar una alarma importante. Ya se consideró que se les castigaba poco, pues ahora si les da la libertad provisional…”, planteó el experto, que subrayado que no obstante eso no determina la legalidad de una resolución.

Por su parte, la catedrática de Derecho Penal de la Universidad de Cádiz María Acale Sánchez indicó que la “respuesta de la Audiencia Provincial de Navarra viene a normalizar la situación” y añadió que se trata de cinco personas que llevan casi dos años en prisión provisional.
De este modo, aseguró que la sociedad espera que “se pongan sobre ellos todos los controles que pueda haber desde el punto de vista policial, para que en situación de libertad provisional y a la espera de que la sentencia sea firme, no vuelvan a cometer un delito”.

FuenteEuropa Press
Compartir