Los detenidos declararon ante el juez y éste acordó prorrogar la detención por la necesidad de practicar diligencias.
Los detenidos declararon ante el juez y éste acordó prorrogar la detención por la necesidad de practicar diligencias. / e.p.
Publicidad

Los dos detenidos por los Mossos d’Esquadra por la presunta violación en la sala Razzmatazz de Barcelona quedaron en libertad ayer después de que los padres de la menor no hayan ratificado la denuncia. Los detenidos fueron puestos ayer a disposición del Juzgado de Instrucción 22 de Barcelona, que es el competente al estar de guardia el día de los hechos, según informó el Tribunal superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Según detalló el TSJC, después de los trámites que prevé la ley, y dado que ni la menor ni su familia han ratificado la denuncia, ni la fiscalía ha interpuesto denuncia alguna, los detenidos han quedado en libertad y no se abrirá procedimiento penal contra ellos.

El Juzgado de Instrucción número seis de Barcelona, en funciones de guardia, prorrogó este martes la detención de los dos hombres arrestados por su presunta implicación en la supuesta agresión sexual la madrugada del pasado sábado.

Declaración

Los detenidos declararon ante el juez y éste acordó, de acuerdo con la Fiscalía, prorrogar la detención por la necesidad de practicar diligencias determinantes para decidir sobre su situación personal.

Los dos pasaron a disposición judicial a las 14.30 horas de este martes, después de que la noche del lunes comparecieran ante un juez de guardia al solicitar un ‘habeas corpus’, que posteriormente fue retirado.

Tenían sus pasaportes retirados desde el sábado por la tarde aunque fueron al consulado de Estados Unidos y, pese a no presentar ninguna denuncia de robo o pérdida de su documentación, tramitaron unos nuevos.

De esta manera, la Justicia consideró que los dos implicados deben quedar en libertad.