Los siete investigados permanecen, además, como investigados por un delito de prostitución.
Los siete investigados permanecen, además, como investigados por un delito de prostitución. / europa press
Publicidad

El Juzgado de Instrucción Número 1 de Bande (Ourense) decretó libertad provisional para las siete personas detenidas en la investigación sobre la aparición del cuerpo de una mujer de 21 años en el embalse de Lindoso, en el municipio de Lobios, en diciembre de 2016. En concreto, la jueza dejó en libertad sin fianza a los siete detenidos —dos mujeres y cinco hombres—, aunque con la obligación de comparecer mensualmente y de hacer entrega de sus pasaportes.

Los siete permanecen como investigados por un delito de prostitución en relación a los artículos 187 y 188 del Código Penal, supuestamente por inducir a la prostitución a la fallecida. La titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Bande, que mantiene la causa bajo secreto de sumario, considera que existen indicios de que los investigados hayan participado en la comisión de los delitos recogidos en ambos artículos, pero decretó su puesta en libertad debido a que ninguna de las partes solicitó que ingresaran en prisión.

Los individuos están investigados por supuestos delitos relacionados con el artículo 187, que castiga con una pena de entre dos y cuatro años de prisión a quienes hayan empleado violencia, intimidación o engaño, o hayan abusado de su superioridad o de la necesidad de la víctima para obligarla a prostituirse.

En este caso, pueden afrontar la pena máxima por considerar que formarían parte de una organización o grupo criminal —dos de los detenidos son hermanos— y que hubo explotación al imponer unas condiciones abusivas a la víctima.

También se les investiga por la posibilidad de haber vulnerado el artículo 188, al haber coaccionado a ejercer la prostitución a la víctima, mediante engaño o abuso de situación de necesidad.

Los detenidos llegaron a las 10,00 horas a los juzgados de Bande custodiados en un furgón policial y con el rostro tapado. Posteriormente, salieron pasadas las 13,00 horas, en varias tandas a bordo de un vehículo particular con los cristales tintados.
Todos se acogieron a su derecho a no declarar y, aunque la Fiscalía solicitó que los siete compareciesen cada semana en los juzgados, finalmente se les cita a presentarse un día al mes.

El caso surgió a raíz de la aparición del cuerpo de una mujer de 21 años en el embalse de Lindoso (en la frontera con Portugal) en diciembre de 2016. Unas personas encontraron a las orillas del río, cerca del lugar conocido como Ponte da Malleta, varias prendas.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir