Publicidad

La directora y actriz Letizia Dolera hizo público ayer un comunicado en el que explica su decisión de no contratar a la actriz Aina Clotet para un papel en su serie ‘Déjate Llevar’ por estar embarazada. Dolera lamentó además que se haya utilizado la polémica para “tratar de desacreditar al movimiento feminista” o para “cuestionar” su compromiso de varios años con el mismo.

Clotet denunció haber sido “despedida” tras anunciar al equipo de rodaje que estaba embarazada y pedir que se buscara alguna vía para que no afectara a la serie, aún por estrenar, como ocultar su embarazo con planos o con cambios de guión.

En un comunicado difundido en redes sociales dos semanas después de hacerse pública la denuncia de Clotet, Dolera reconoce la “falta de entendimiento” con la actriz y lamenta “no haber sabido acompañar mejor a Aina como ella necesitaba”, lo que ha llevado a “una situación de tensión y exposición pública”. No obstante, la directora de la serie justificó la decisión de no contratar a la actriz “al no encajar en el perfil del personaje protagonista para el que fue seleccionada en un primer momento”.

Según indicó, el equipo de la producción valoró durante dos semanas las razones por las cuales, aunque les “doliera”, Aina Clotet “no podía encarnar el personaje”, después de que en el mes de junio se le comunicara que había sido “seleccionada” para uno de los papeles protagonistas.

En su comunicado, Dolera justifica la demora de dos semanas en su respuesta al comunicado de Clotet en el hecho de encontrarse en la recta final del rodaje de la serie y reconoce que han sido “días duros” para ella y su familia, al tiempo que lamenta que “haya habido tantas voces opinando sobre el tema sin conocer los pormenores del proyecto”.

La productora explicó que el personaje de Cristina, para el que fue seleccionada Aina Clotet, es una mujer “que toma la píldora anticonceptiva porque no quiere quedarse embarazada, tiene varias escenas de sexo y muestra su cuerpo desnudo en varias ocasiones”.

Según Dolera, la profesión de interprete “conlleva una relación muy concreta con el cuerpo” y aunque reconoce que “hay muchos ejemplos de transformaciones físicas de actores o actrices para interpretar determinados personajes”, en este caso “un embarazo era algo totalmente opuesto al personaje de Cristina”.

Asimismo, según Dolera, el “estilo visual y narrativo de la serie, buscando el realismo” impedía “utilizar una doble de cuerpo”, ni tampoco se “podía recurrir a los planos cortos solo en las escenas de una de las tres protagonistas”.

Sin plan alternativo

Igualmente, la directora de ‘Déjate Llevar’ considera que “no era posible un plan alternativo de rodaje”, al realizarse en 62 localizaciones naturales, con 94 actrices y actores. “Adaptar, mover y encajar el plan de rodaje de las escenas de una actriz no era factible. Malograba el trabajo ya realizado del equipo de arte y producción, e implicaba la no contratación de cuatro actores ya confirmados”. Asimismo, Dolera niega que se pudiera adelantar todo el rodaje, ya que “se estaba en un calendario muy ajustado”.

Sobre la explicación de que Clotet puso a disposición su sueldo para cubrir los costes de post-producción para borrar su barriga de embarazada, Dolera apuntó que “la productora no se lo planteó porque no le parecía ético (ni legal) que una actriz trabajase sin cobrar en este proyecto”.

Tampoco podía la productora, según Dolera, ofrecerle a Clotet otro papel protagonista, “pero sí un personaje mucho más corto” con “algunas secuencias que prefirió no hacer”. Leticia Dolera reconoció, no obstante, “un error de comunicación” y pide disculpas a Aina Clotet por no comunicarle que se había puesto en marcha un casting alternativo.