La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), en la entrega de los Presupuestos a Ana Pastor.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), en la entrega de los Presupuestos a Ana Pastor. / E.P.
Publicidad

Las enmiendas a la totalidad que ayer presentaron Ciudadanos, Coalición Canaria, el PDeCAT y Foro Asturias antes de que venciera el plazo, se suman a las ya presentadas esta semana por PP y ERC.

De esta forma, son ya seis los partidos que piden la devolución de las cuentas por lo que el respaldo de Unidos Podemos, PNV, Compromís y EH Bildu con el que hasta ahora contaba el Gobierno para sacar a la luz los PGE, se hace insuficiente en la Cámara.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, aseguró ayer que su partido no contempla retirar la enmienda a la totalidad a los PGE: “De momento ERC no ha cambiado su posicionamiento. La enmienda está presentada y absolutamente registrada”.

Por su parte, Foro Asturias registró su enmienda a las cuentas por considerar que suponen “una gran involución para Asturias” y estar “elaborado con cesiones para tratar de asegurar la permanencia del Gobierno”.

Así, esta formación considera que las cuentas del Ejecutivo de Pedro Sánchez “acentúan la desigualdad y la discriminación entre españoles” y mencionan la que “singularmente” tiene lugar, a su juicio, entre Asturias y Cataluña a través de “la sustracción de inversiones necesarias para la creación de empleo y el crecimiento” de su región.

Una gran mentira

Por su parte, Cs registró su enmienda a la totalidad del proyecto al considerar que sus cifras son “una gran mentira”. Según su portavoz, Juan Carlos Girauta, el texto es “el reflejo de la vacuidad de Sánchez”, que, además, “ha rellenado Podemos con su ideología económica y los separatistas con su ideología identitaria”.

En una rueda de prensa celebrada en la Cámara Baja, Girauta calificó las cuentas del Gobierno como “los Presupuestos ‘fake’ de un presidente ‘fake’”, al que acusó de estar “dispuesto a vender a España para permanecer un cuarto de hora más en La Moncloa”.

Y es que el dirigente de Ciudadanos sostiene que el Gobierno ha elaborado las cuentas tras “el pacto de la cárcel” en “un vis a vis de Pablo Iglesias y Oriol Junqueras, a cambio de la impunidad de los golpistas”. “Ese chantaje, y ese chalaneo, y ese mercadeo con algo tan importante como la principal ley que se hace durante el año el Parlamento, es completamente ignominioso”, despachó.

En el caso de la formación naranja, será su presidente, Albert Rivera, el encargado de defender la próxima semana en el pleno del Congreso la enmienda a la totalidad de su grupo parlamentario.

Rivera expresará el rechazo de Cs a los Presupuestos ante la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que defenderá las cuentas del Ejecutivo socialista. El partido liberal ya ha dicho que sus diputados votarán “con las dos manos” en contra del proyecto de cuentas del Gobierno.

Telón de fondo

El líder del PP, Pablo Casado, defenderá la enmienda que ha presentado el Grupo Popular. El debate de totalidad, que arranca el martes 12 de febrero en la Cámara Baja, coincide con el inicio en el Tribunal Supremo del juicio contra los líderes independentistas por el ‘procés’ soberanista en Cataluña.

Además, el debate presupuestario tendrá como telón de fondo la crisis abierta por la figura del “relator” que ha aceptado Pedro Sánchez en su diálogo con los independentistas, un paso duramente criticado por PP y Cs y que les ha llevado a convocar una concentración de rechazo mañana en la Plaza de Colón para “echar” a Sánchez y exigir elecciones ya.

El PP ha presentado una enmienda de totalidad alegando que los PGE suponen “más impuestos, más paro y más pobreza”.
Es más, el PP considera que los PGE “el pago a la traición a España, a los independentistas para que sigan rompiendo España, y el pago económico a los comunistas para subir los impuestos y saquear los bolsillos de todos”, en palabras de su portavoz en la Cámara Baja, Dolors Montserrat.

Los grupos que se oponen a la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 suman ahora mismo más de la mitad de los votos del Congreso para rechazar los Presupuestos del Gobierno socialista.

ERC ya registró el martes una enmienda de totalidad y el jueves anunció el PDeCAT la suya. El Gobierno socialista podrá salvar este trámite si ERC y PDeCAT retiran su enmienda de totalidad y sumar a Bildu (2 votos) y Nueva Canarias (NC) para superar los 170 diputados que suman PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias y CC.