De iz a dcha los presos soberanistas: Jordi Sánchez, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Josep Rull y Raül Romeva.
De iz a dcha los presos soberanistas: Jordi Sánchez, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Josep Rull y Raül Romeva. / E.P.
Publicidad

El año judicial 2019 empieza con un plato fuerte, el juicio por el ‘procés’ independentista en Cataluña que se celebrará en el Tribunal Supremo y que sentará en el banquillo a finales de enero o principios de febrero a doce exmandatarios catalanes, entre ellos exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, por delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

El juicio consumirá gran parte del espacio informativo, ya que puede que se extienda durante varios meses. Comenzará con unas jornadas de cuestiones previas con alegaciones de las defensas sobre cumplimiento de derechos fundamentales para dar paso a los esperados interrogatorios de Junqueras y el resto de consejeros que fueron también miembros del gabinete del huido Carles Puigdemont y que se encuentran imputados.

Finalmente, y tras renunciar a enjuiciar a los seis procesados por el juez Pablo Llarena que únicamente fueron acusados de desobediencia por la Fiscalía y la Abogacía del Estado, en el banquillo del Supremo se sentarán doce acusados, nueve de ellos exmiembros del Govern, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exresponsables de ANC y Ómnium Cultural Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

El segundo juicio relacionado con la intento de declaración de una república en Cataluña, el que afecta al que fuera Mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero, no se celebrará en la Audiencia Nacional hasta que exista sentencia del ‘procés’ en el Supremo, pero su inicio se producirá según todas las previsiones también en 2019.

En esa causa, la Fiscalía de la Audiencia Nacional pide 11 años de cárcel para el exresponsable de los Mossos d’Esquadra, en calidad de subalterno de los promotores de delitos de rebelión. La acusación pública sostiene en su escrito de acusación que el mayor cooperó de forma “decisiva, consciente e intencionada” con los independentistas tanto en los sucesos del 20 y 21 de septiembre frente a la Consejería catalana de Economía como durante el referéndum ilegal del 1 de octubre.

En la Audiencia

En cuanto a la Audiencia Nacional, el 8 de enero se reanudarán dos grandes juicios ya en marcha, el de la salida a Bolsa de Bankia, que tiene entre otros a su expresidente, Rodrigo Rato, en el banquillo, y el relativo a las adjudicaciones de Aena a la trama ‘Gürtel’, señalado hasta el 14 de febrero.

Rodrigo Rato a su entrada en la prisión de Soto del Real.
Rodrigo Rato a su entrada en la prisión de Soto del Real. / EFE

Dos semanas después, el 25 de febrero, comenzará el juicio al expresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, que lleva en prisión provisional desde que fue detenido en mayo de 2017 y que está procesado por delitos de blanqueo de capitales. Hay un juicio más señalado: La pieza del caso Gürtel sobre las adjudicaciones del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, que comenzará el 6 de mayo.

Otro juicio pendiente de señalar es el del caso Ausbanc y Manos Limpias, pues Fiscalía presentó en diciembre su escrito de acusación, por el que pide 118 y cinco meses de cárcel para el principal encausado, Luis Pineda, que se encuentra en prisión provisional, por liderar una trama de extorsión sobre acusaciones penales.

En cuanto a los juzgados Centrales de Instrucción, en 2019 continuarán las investigaciones de las grandes tramas de corrupción Púnica y Lezo, si bien se prevén novedades a la vuelta del verano. En Lezo, la instrucción se encuentra “al 80%”, según fuentes jurídicas, por lo que algunas piezas podrían empezar a cerrarse en el segundo semestre del año.

Este juzgado, el número 6, lleva también el caso ‘Tándem’, que investiga a José Manuel Villarejo. Es la más sensible de las tres causas, especialmente por la penúltima pieza abierta, ‘Kitchen’, que investiga el presunto uso de fondos reservados con fines partidistas.

Ya fuera de la Audiencia Nacional, en los juzgados ordinarios de Madrid se sigue investigando a Rato en diferentes piezas relativas a actividades presuntamente fraudulentas relacionadas con la gestión de su patrimonio.