La marcha del Orgullo se dirige al Ayuntamiento de Madrid en la Plaza de la Cibeles. / Efe
Publicidad

Más de un millón y medio de personas, según cifras de los organizadores, se sumaron ayer a la multitudinaria manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid, que este año ha rendido homenaje a las personas mayores LGTBI y reivindicó una Ley Estatal LGTBI.
Este año se ha conmemorado el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall y el año temático con el eslogan ‘Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!’.

La marcha ha llevado el lema ‘Mayores sin armarios. ¡Historia, lucha y memoria! Por una Ley LGTBI estatal’, con la reivindicación principal de aprobar una Ley Estatal LGTBI, fundamentalmente centrada en los derechos de las personas trans, que garantice la igualdad de derechos para el colectivo.

En esta edición no hubo políticos en las pancartas. Durante la marcha, se vivieron momentos de tensión cuando algunos manifestantes abuchearon a dirigentes y miembros de Cs, quienes respondieron al grito de “Libertad” y el “Orgullo es de todos”. Los activistas trataron de impedir que avanzara la pancarta naranja, sentándose frente a los miembros de Cs al grito de frases como “no pasarán” y “Madrid será la tumba del fascismo”.

Esta manifestación llegó precedida de polémica debido a los vetos de la organización a PP y Cs. El colectivo LGTB de Madrid, COGAM, afirmó a principios de año que cualquier formación que pactara o negociara con “extrema derecha”, en alusión a Vox, sería vetada en la manifestación. Podrían ir a título personal, pero no incluirán carrozas ni irán en pancarta.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el líder de los ‘naranjas’ en la Comunidad, Ignacio Aguado, quisieron asistir a la marcha para defender la libertad, algo que llevan “haciendo desde trece años”.

Durante su presencia, Villacís recalcó que Ca garantizará que el Ayuntamiento de Madrid defienda los derechos del colectivo, una lucha que siempre ha llevado por delante el partido naranja y cuyo compromiso incluye el pacto firmado con el PP. Lo hicieron junto a otros cargos destacados del partido, como la portavoz de Cs en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, o la consejera de Igualdad de Andalucía, Rocío Ruiz.

Por parte del Gobierno regional, acudió el consejero en funciones de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos, y la de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno; mientras que los ‘populares’ en el Ayuntamiento de Madrid estuvieron representados por el concejal-presidente del Distrito Centro, José Fernández.

Partidos y carrozas

Sí contaron con carroza partidos como PSOE, Podemos y Más Madrid, que firmaron el manifiesto propuesto por las entidades para la manifestación. En cuanto al Gobierno en funciones, acudió el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, quien defendió que “no se puede andar con tonterías ni dar combustible a la extrema derecha” sobre las reivindicaciones del colectivo LGTBI.

También asistió el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid y el candidato de la formación a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pepu Hernández y Ángel Gabilondo, respectivamente; el portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Íñigo Errejón, junto a Eduardo Rubiño o Clara Serra y otros cargos en el Consistorio de Madrid, entre otros muchos asistentes a la marcha por el Orgullo.