Lambán: “Las piezas de Sijena están en un estado lamentable”

El presidente del Gobierno de Aragón manifiesta su indignación por el hecho de que se dude, en Cataluña, de la capacidad de los aragoneses para conservar las obras artísticas

58

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, manifestó ayer su indignación por el hecho de que se dude, en Cataluña, de la capacidad de los aragoneses para conservar las obras del Real Monasterio de Santa María de Sijena, advirtiendo de que “no podemos aceptar ninguna lección” de los conservadores de la región vecina. Asimismo, puso de relieve que una buena parte de estas piezas se encuentra en un estado “lamentable” y “tres piezas no han regresado”, por lo que “a alguien le tendremos que exigir responsabilidades”.

Durante su visita al Real Monasterio de Santa María de Sijena (Huesca), acompañado por el alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, tras la entrega —este lunes— de 44 obras del cenobio por parte del Museo de Lérida, el presidente aragonés dijo que “visto lo visto” Aragón no puede aceptar lecciones sobre este aspecto porque “a nosotros con nuestro patrimonio no nos ha ocurrido” lo sucedido en este caso, en alusión al estado de varias piezas, y además “no nos suele ocurrir que se pierdan piezas por el camino”.

El Gobierno de Aragón estudiará las acciones a desarrollar ante “la negligencia” de “instituciones que han perdido bienes por el camino o han permitido que muchos se deterioraran, de forma culpable”.

El Ejecutivo regional está dispuesto a “seguir en esta tarea de recuperar este monasterio en conjunto”, aseveró el presidente, resaltando que fue construido en el siglo XII y fue panteón real de Aragón, junto con San Juan de la Peña y San Pedro el Viejo. Es un “importantísimo” monumento, ha dicho Lambán, quien apostó por hacer posible que las visitas se puedan realizar de una manera “más regular, facilitando a las gentes el disfrute de este auténtico tesoro recuperado”.

El Museo de Lérida entregó ayer a los técnicos del Gobierno de Aragón 44 obras de arte, 43 de las cuales figuran en el inventario recogido en una sentencia sobre el caso, mientras que otra es una obra de alabastro que sustituye a una pintura en tela del siglo XVIII que representa a la Inmaculada. Esta pieza se encuentra extraviada.

Palacio episcopal

El director del Museo de Lérida, Josep Giralt, dijo este lunes que “tenían que recoger 44 piezas, ha habido una que no se ha localizado porque estaba en el Palacio episcopal, estamos buscándola, de todas maneras ellos se han acabado llevando 44”.

“Hemos entregado una pieza más del inventario que tenía el Gobierno de Aragón, una pieza de alabastro que formaba parte de unos de los retablos del Monasterio de Sijena que estaba en el almacén”.