La población de 25 a 40 años se reducirá un 40% en sólo 15 años

Siete de cada diez provincias españolas vieron reducida su población debido a la emigración.

3

La población de 25 a 40 años residente en España se verá reducida en un 40 por ciento en 2023 en relación a la del año 2008, es decir, en tan sólo 15 años, según las estimaciones elaboradas por el director de la Fundación Renacimiento demográfico, Alejandro Macarrón Larumbe.

En el informe de la Ponencia de estudio para la adopción de medidas relacionadas con la despoblación rural en España, aprobado el pasado miércoles en el Senado tras dos años y medio de trabajos, se incluye este documento que analiza el problema de la despoblación y plantea el fomento de la natalidad como vía para solucionarlo.

En este análisis queda reflejado que el segmento de la población de 25 a 40 años se incrementó desde el año 1978 hasta el 2008: en 30 años este segmento poblacional experimentó un aumento del 40% en su tamaño. Pero éste es el porcentaje que va a disminuir en tan sólo 15 años, desde 2008 —el año de inicio de la crisis económica— hasta el 2023.

Población envejecida

Así, el informe refleja que el número de habitantes jóvenes y de mediana edad va a disminuir considerablemente en el caso de que se mantenga la tasa de fecundidad como en la actualidad (menos de 1,3 hijos por mujer) y en ausencia de nueva inmigración neta.

Más del 70 por ciento de las provincias españolas, un total de 36 de las 50, ha sufrido una pérdida neta de población española por emigración. El caso extremo por despoblación nacional es Soria, donde por cada 100 sorianos de nacimiento vivos sólo había 54 españoles residentes en Soria en enero de 2014.

Hasta el comienzo de la crisis económica, la merma de la población española por emigración en muchas de estas 36 provincias pudo ser compensada con la llegada de inmigrantes extranjeros. Sin embargo, esto ya no sucede porque han perdido el atractivo “debido a la falta de oportunidades” laborales actuales. Por otro lado, se vincula la despoblación con el envejecimiento social y con la baja natalidad. Según las estimaciones realizadas, las provincias que han perdido población española “están sensiblemente más envejecidas” que el resto.

Como solución, el informe propone compensar a los padres por una parte significativa del coste de criar hijos desde su nacimiento hasta su emancipación.